Listo para ser ley quedó ayer el proyecto que establece una jornada parcial alternativa de trabajo y descanso para estudiantes trabajadores, conocido previamente como el “estatuto laboral joven”.

Con 132 votos a favor y dos abstenciones, los diputados respaldaron los cambios introducidos por el Senado a la propuesta del Ejecutivo, la cual ahora beneficiará a jóvenes entre 18 y 24 años de edad, quienes -según constó en la tramitación- no perderán ningún beneficio social ni laboral al suscribir un contrato de este tipo.

Q21 la bebida energética para tus

“Este es un proyecto tremendamente importante para miles de jóvenes que hoy día estudian y quieren trabajar pero no pueden hacerlo”, dijo el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, tras la aprobación de la iniciativa.

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los

En su proceso legislativo, la propuesta experimentó profundos cambios. Por ejemplo, finalmente se aprobó que en caso de que un joven pierda la calidad de estudiante no se dé término al contrato de trabajo como se sugería originalmente, sino que este pase a regirse por las normas generales de la jornada parcial.

Q21 y olvídate de problemas con los

En relación a las reglas que establece el proyecto respecto a la distribución de la jornada, el texto establece que se permitirá a las partes acordar una interrupción diaria, adicional al derecho a colación del estudiante, siempre que ésta sea concordante con el horario académico lectivo del mismo.

Q21 y olvídate de algún problema con los

Dicha jornada laboral no podrá ser superior a las 12 horas, entre los periodos trabajados y los de interrupción y de 10 horas diarias de trabajo efectivo

“A través de este proyecto lo que buscamos es que casi el 40% de jóvenes que hoy trabajan informalmente, desprotegidamente, lo puedan hacer y con derechos laborales, con protección laboral, con un contrato. Con este proyecto de ley ningún joven que trabaje se verá expuesto a perder una beca de estudios, o un beneficio social como ocurre hoy día”, explicó Monckeberg

¿Qué ocurre con la cobertura de salud de los jóvenes? Según se lee en el texto, los estudiantes trabajadores podrán optar por dos opciones: cotizar como titular en el régimen de salud de acuerdo a las reglas generales; o cotizar como beneficiario cotizante manteniendo la calidad de carga legal-médica, pero aportando su 7%. Al optar por esta última alternativa, el proyecto ahora considera que al hacer esto el estudiante adquiere el derecho a subsidio por incapacidad temporal, licencia médica

Monckeberg, al ser consultado respecto a si la cantidad de cambios ingresados podría significar que el gobierno “cedió demasiado” en la tramitación, señaló que “el corazón del proyecto es hacer compatible la jornada del estudiante con el trabajo, y eso se mantiene intacto”, dijo

Desde la Cámara Nacional de Comercio, el titular del gremio, Manuel Melero, valoró la aprobación de la propuesta

“Esta iniciativa ayudará a disminuir las altas tasas de desempleo e informalidad que afectan a los jóvenes (…) este nuevo estatuto les permitirá pagar sus estudios, adquirir experiencias valiosas para su futuro y acordar con sus empleadores jornadas flexibles para no afectar su desempeño académico”, dijo Melero