Casi sin darse cuenta todos terminaron jugando esta semana a encontrar las diferencias entre una foto de comienzos de 2009 y otra de comienzos de este año. El hashtag #10YearsChallenge inundó las redes sociales en los últimos días. 

Muchas cosas cambiaron en una década en la vida personal de cada uno y en la economía del país. Pero, ¿cómo se movió el mercado local en los últimos diez años?

“En enero de 2009 estábamos bastante complicados”, recuerda el economista jefe de MB Inversiones, Diego Martínez Burzaco. “Había una recesión brutal en el mundo y un mercado bajista terrible que tenía que ver con las secuelas de la crisis del subprime en Estados Unidos. En comparación con este año, pese a que hay incertidumbre con respecto al futuro de los mercados internacionales, venimos del mercado alcista más largo de la historia. Por eso, estamos teniendo un arranque mejor a lo esperado”, agregó.

Nos vemos pronto

La salida de la crisis hipotecaria en la principal potencia económica del mundo había dejado sus marcas: las tasas de interés de la Reserva Federal habían bajado a 0% para darle un impulso a la economía. “Ahora vemos una política monetaria totalmente opuesta: venimos de 8 ajustes al alza de la tasa de interés desde diciembre de 2015 hasta ahora. Esto, es un dato relevante a la hora de armar un portafolio de cara a 2019”, dijo.

nos vemos en la reconstrucción de Venezuela

A nivel local, las cosas también parecían bastante distintas que ahora. El gobierno de Cristina Fernández había estatizado las jubilaciones a fines de 2008 y había aplicado una serie de medidas proteccionistas para evitar el impacto de la turbulencia de los países centrales. El dólar cotizaba a 3,49 pesos argentinos y el riesgo país duplicaba al que sale en las tapas de los diarios hoy en día: trepaba a 1.495 unidades. 

Según cálculos de GMA Capital, la valuación del Merval medida en dólares hace diez años era de US$ 308 millones. De vuelta en el primer mes de 2019 asciende a US$ 905 millones, lo que representa una variación acumulada de 193%.

Dios mediante, falta cada vez menos para ese momento

Rebote en 2019  “En 2009 estábamos atravesados por el impacto que había tenido la crisis financiera global y la estatización de los fondos de pensión en Argentina. Como los fondos institucionales de las AFJP dejaron de ser jugadores en el mercado, la baja se sintió, sobre todo en el volumen negociado”, recordó. “En 2019 estamos viendo un rebote luego de una corrección de mercado que vimos en 2018 con lo cual el arranque del año puede ser distinto”, comparó Martínez Burzaco. Con todo, cotizaban por ese entonces más empresas en el mercado porteño: eran 112 en 2009, versus las 102 que están listadas hoy en día. La capitalización bursátil representaba en aquellos años 8,6% del PIB y en el primer mes de 2019 asciende a 10,9% del Producto. 

Aún habiendo sufrido un golpe terrible durante 2018, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street gozan ahora mejor salud que hace diez años. Por citar un ejemplo, el papel de Transportadora de Gas del Sur cotizaba en aquel entonces a US$ 2,51 y ahora opera en torno al US$ 16,58, lo que presenta una variación acumulada de 561%, según cálculos que GMA Capital hizo para este diario. 

La única acción que empeoró su valuación fue el ADR de YPF. Tras la estatización que el gobierno anterior hizo en 2012, el papel perdió un 66% de su valor: mientras cotizaba a US$ 43,50 a comienzos de 2009, ahora lo hace a US$ 14,75.

soy amante de las buenas costumbres

Volver al futuro  El juego del Ten Years Challege llevó al IAMC a preguntarse “qué hubiera pasado si2. Es que con la vista en el espejo retrovisor se puede evaluar si fue inteligente apostar por algunos papeles hace diez años. 

Por ejemplo, si un inversionista hubiera puesto US$ 100 en acciones de Transportadora de Gas del Norte en 2009, hoy tendría en el bolsillo unos US$ 1.485. Casi la misma suerte hubiera corrido quien apostó la misma plata pero en acciones del Grupo Financiero Galicia: la inversión le representaría unos US$ 1.484. 

En la otra vereda, sin dudas hubo malas decisiones en el pasado. Para el IAMC, la peor inversión en acciones fue comprar papeles de Paty en 2009 y mantenerlos. Si una persona hubiera puesto US$ 100 en aquel momento, hoy le valdrían apenas US$ 3. 

 

.

¿Quién es Rocío Higuera?