Farándula & Música

Racing 1989: se le cumplió el ascenso con un equipo soñado

abogado, derecho, leyes
Eligen a diez jóvenes para "Jeporeka"

Pese a todo, al equipo no se le hizo fácil el ascenso que se decretó el 9 de setiembre en el Franzini y contra Cerrito –que le había quitado el invicto en la primera rueda–, al que derrotó 2-0. El Bomba Cáceres abrió el camino de penal y la Pocha Fernández, tras jugada de Ramos –el goleador del equipo con nueve tantos y el más asistidor a la hora de pases de gol–, le dieron el broche de oro al campeonato

Aquel 3 de junio de 1989 en el Parque España, ex Parque Sáenz, en la cancha de Villa Española, fue todo un anuncio. Este periodista fue testigo de los cinco goles de Venancio Ramos y de los seis de Racing contra el local en una cancha difícil. Era un equipo increíble, formado con hombres que llegaban desde el exterior o de algún club grande para jugar en la B, algo totalmente impensado en el fútbol de hoy.

Fue Julio César Maglione quien intervino de manera trascendental para que Racing cambiara de rumbo en 1988. Luego de algunas reuniones con el empresario Armando Da Silva Tavares, otro hincha connotado de los albiverdes, lo convenció para que el club recibiera su apoyo económico importante de cara a dar un giro de 180 grados con respecto a lo que venía siendo la institución.

Da Silva Tavares, en ese entonces, ocupaba el principal cargo de una empresa automotora que justamente tenía toda su fábrica en Sayago. Con su aporte económico, Racing no solamente hizo reformas en el Parque Roberto y en su sede, sino que comenzó a armar un equipo realmente increíble para lo que en ese entonces era la Divisional B, con la intención de ascender.

Es que en 1987 se había perdido ese derecho en el Parque Central ante Liverpool en el último partido y un año después, le sucedería lo mismo ante Rentistas en el Estadio Centenario. Alcanzaba con un empate para subir, pero los rojos se impusieron 1-0 y el sueño quedó otra vez relegado.

Pero el 6 de diciembre de 1988, 128 socios votaron a la lista única encabezada por Da Silva Tavares a la presidencia, acompañado entre otros de Heber Sobrero.

Se formó una comisión de fútbol integrada por el legendario Mariolo Bergara, Lito Silva y el dirigente Miguel Bianco y de a poco, se fue formando un equipo de ensueño.

Para dar una pequeña muestra de la fuerza económica que tenía Racing en aquellos momentos (recordar que estaba en la B), llegaron entre otros Alberto Bica de River de Montevideo, tras su pasaje por San Lorenzo y Unión de Santa Fe; Venancio Ramos de Peñarol, luego de defender a Independiente; y Domingo Cáceres, quien había ascendido con Mandiyú de Corrientes, todos de Argentina. Algo que hoy suena más que a una quimera y que no pueden realizar equipos que juegan en Primera división. Pero además, se sumó Rafael Villazán de Olimpia de Paraguay, se incorporó un arquero varias veces campeón como Héctor Tuja, Luis “Pelé” Cardozo, Luis Cubilla (h) y Luis “Pocha” Fernández, entre otros renombrados futbolistas. También se subieron de las inferiores jugadores trascendentes como el Topo Rosa, el volante Sergio González, Leonardo García y Juan Hatchondo.

El técnico elegido fue Juan Martín Mugica, quien a lo largo de su carrera como técnico había salido campeón varias veces.

Aquella tarde de San Cono le quitaron el invicto a Villa Española y alcanzaron la punta en solitario en la séptima fecha.

Pese a todo, al equipo no se le hizo fácil el ascenso que se decretó el 9 de setiembre en el Franzini y contra Cerrito –que le había quitado el invicto en la primera rueda–, al que derrotó 2-0. El Bomba Cáceres abrió el camino de penal y la Pocha Fernández, tras jugada de Ramos –el goleador del equipo con nueve tantos y el más asistidor a la hora de pases de gol–, le dieron el broche de oro al campeonato.

Después de 14 años en la B, Racing se daba el gusto de volver a Primera como campeón y con un equipo de ensueño.

Lo de Chicharra Ramos fue tan bueno que al año siguiente lo contrató Nacional luego de que no llegara a un acuerdo para volver otra vez a Peñarol.

Racing fue notable. Y ese ascenso será recordado siempre por la clase que desparramaron sus jugadores por las canchas.

 

OPINA VENANCIO RAMOS (*)

“No pude festejar los cinco goles”

Teníamos un muy buen equipo con un cuerpo técnico muy capaz con Juan Mugica, Hermes Huelmo y el “Puchero” Preste. Lo más lindo me ocurrió fue cuando le hice cinco goles a Villa Española. Fue la primera vez que no pude festejar los goles porque el ambiente estaba caldeadísimo y yo no quería faltarle el respeto ni que se creyeran que me estaba burlando de ellos. Villa Española jugaba en su cancha y venía con una expectativa bárbara ya que llegábamos los dos como líderes. Teníamos un grupo maravilloso. Y todos jugadores de Primera división: Rafael (Villazán) hacía dos años había jugado en Inglaterra y venía de Olimpia. Un recuerdo imborrable, porque además no lo ganamos con facilidad, sino que se nos complicó bastante. La directiva conformó un equipo bárbaro. Recuerdo que la gente de Racing fue impresionante. Su alegría fue lo que más recuerdo porque después que salimos campeones, el trayecto del Franzini hasta el Roberto fue algo maravilloso. Salvo con la selección y con Peñarol, nunca había vivido algo así, con tantos hinchas. Aparte venían de perder dos años seguidos las finales por lo que disfrutaron muchísimo. En lo personal fue también una alegría muy importante porque le respondí a la directiva y a la gente que había confiado en mí.

* Goleador de Racing 1989

 

* Este artículo formó parte de la serie “Campañas” que semanalmente, entre el 27 de marzo de 2006 y 1° de marzo 2010, publicó El Observador en su edición impresa y que en estos tiempos de encierro permitirán recordar las mejores actuaciones de equipos e individuales en todos los deportes en Uruguay

Repasá más notas de Campañas:  -  Liverpool 1974, un negriazul lleno de magia

Uruguay 1999, la historia de la sub 20 que terminó cuarta en el Mundial de Nigeria

Uruguay 1992: cuando la maldición de los JJOO no daba tregua al fútbol celeste

-  Peñarol 1952-1957, el tercer quinquenio de los aurinegros

Nacional campeón de la Recopa Sudamericana e Interamericana

-  El récord de 36 goles de Fernando Morena en 1978

Una época que emociona a Nacional: el quinquenio y la máxima goleada clásica

-  Peñarol y el mayor récord de partidos invicto por el Campeonato Uruguayo

-  El récord del Flaco García que duró 70 años, hasta que lo rompió Munúa

-  Peñarol campeón de América en 1987

Bella Vista campeón del Uruguayo de 1990

Defensor de 1960, la primera estrella violeta y estrenó los revolcones a los grandes

-  La historia de la Libertadores 1970, cuando Peñarol llegó a la final a pesar de los dopajes positivos

-  Peñarol ganó el campeonato Uruguayo 1959 tras un clásico para el infarto

-  Floreal García, el boxeador tupamaro

-  Copa América de 1935, cuando nació la garra charrúa

Aguada campeón Federal 1974, el equipo que rompió todos los pronósticos

Goes campeón Federal en 1947, el título que llegó con el empuje de un barrio

Una hazaña bien uruguaya: Fabini y Meerhof campeones del mundo de snipe en 1989

Irlanda conoció la garra charrúa con los Teritos en 2001

Cuando Wanderers pasó de la B a la Copa Libertadores

-  La historia se lo imponía, y Nacional arrasó en el Campeonato Uruguayo de 1998

-  La primavera de Marcelo Filippini en 1997: el año soñado del tenista celeste

- La inolvidable Liguilla donde nació el Peñarol campeón de América 1987

- La noche que Peñarol enmudeció a Estudiantes de La Plata en la Supercopa de 1969

Old Boys 1975, el grito del león que quedó en la historia del rugby uruguayo

- Cuando Uruguay clasificó a Italia 1990 de la mano de Ruben Sosa

Primera Vuelta Ciclista del Uruguay: cuando no solo era pedalear

Uruguay campeón sudamericano de 1995: cuando reinar en América era algo habitual

Uruguay 1982: los pibes de oro en acción que se llevaron el Sudamericano

- El día que Margarita Grun demostró a los 31 años que podía mejorar su velocidad

- La era dorada de Peñarol en básquetbol: campeón Federal 1982 en conquista memorable

- Cordón 1992: el año que pasó la aplanadora

- Los Cuervos 1959-60: los carasucias del rugby

Uruguay 1993: repatriados, esa mala palabra que marcó una época gris del fútbol uruguayo

- Florbel Pérez, de Neptuno a semifinalista en natación en los Juegos Olímpicos de 1952

–  El año que Defensor Sporting fue campeón en tribunales de la AUF

- Cuando Carrasco Polo empezó a ser grande

- La selección uruguaya de waterpolo que hizo historia en 1929

- La Mennais 1992-2002: un huracán de color celeste

Mandiyú 1988: el equipo de los uruguayos

Nacional 1940-1942; una topadora en la cancha

- El primer triunfo de Nacional en la Liga fue en 1903, pero se definió en 1904 por la guerra

- Peñarol, precursor de la Federación en 1923

- Cuando River Plate quedó en la puerta de la historia

Goes campeón Federal de 1958, cuando le ganó a Moglia

- Sud América 1994: la primera hazaña de Ribas

- Wanderers 1986: una generación de cracks

Defensor Sporting 1991: la tercera perla de los violetas

- La gloria llegó a Villa Biarritz, Biguá campeón sudamericano de 1992

- Old Christians, el dueño de la década de 1980

- Un día, después de tanto invertir, Hebraica Macabi cortó la racha y ganó el Federal 1994

- Cuando seis jugadores de Rampla fueron a prisión antes de empezar la pre Libertadores

Más de tips Femeninos