Televen / El coco es una fruta tropical que durante décadas ha formado parte de una dieta integral, esto gracias a sus numerosos nutrientes que la convierten en un alimento saludable.

Según el Centro de Investigación Científica de Yucatán, el coco posee gran cantidad de ácidos que favorecen la salud; entre ellos se encuentra el láurico, cáprico y caprílico. Además, contiene propiedades antibacteriales, antioxidantes y fungicidas.

Comer la carne del fruto, beber el agua o leche, así como aplicar o utilizar el aceite coco, aporta varios de los siguientes beneficios que mencionaremos a continuación:

Hidrata el organismo: El agua del coco contiene minerales esenciales para la hidratación del cuerpo. También, ayuda a reponer los electrolitos que se pierden al sudar, sobre todo después de realizar una intensa actividad física.

Previene el Alzheimer: Especialistas recomiendan tomar una cucharada pequeña de aceite de coco o acompañarla en los alimentos, porque los ácidos grasos que se encuentran en la pulpa de la fruta tienen un efecto protector sobre las neuronas.

Regula la presión arterial: Han descubierto que el agua de coco contiene potasio que favorece la regulación de la presión arterial y ayuda a equilibrar el nivel de sodio en la sangre.

Protege la piel:  El aceite de coco puede ser una crema hidratante ideal para la piel. Los ácidos grasos que se encuentran en el aceite de coco, forman una barrera más natural a diferencia de otros productos o cremas tradicionales.

Funciona como Antibacterial: La leche de coco es rica en ácido láurico, esta sustancia favorece la eliminación de los gérmenes porque actúa como fungicida y antibacterial.

También ayuda a reducir el colesterol y los niveles de triglicéridos de la sangre, por lo cual, disminuye los riesgos de enfermedades del corazón y derrame cerebral.