El Gobierno de Trump ha insinuado que la reunificación de dichos menores podría ser imposible