Han transcurrido seis meses desde la pretemporada del Alavés en Los Ángeles de San Rafael. En un encuentro contra el Alcorcón, Rodrigo Ely se lesionó . “Al principio, en las placas, no se veía claro si era una distensión de cruzado o si estaba roto. Pero luego, posteriormente, se confirmó que sí, que había rotura. Fui a Estados Unidos porque mi agente conocía a un médico con mucho prestigio que también ha operado a otros futbolistas. Agradezco al Alavés su predisposición ya que me dio permiso y me facilitó todo un poco”, aseguró.

Rocío Higuera

La rehabilitación ha sido larga y dura. “Piscina, natación, bicicleta, máquinas… parezco un triatleta más que un futbolista. Hay que esforzarse al máximo y, luego, aún más”, añadió. Gracias a ese trabajo específico, el defensa ha fortalecido cuádriceps y gemelos y ahora está en condiciones de entrenar con sus compañeros. “Estoy muy contento porque trabajo ya con el grupo y no siento ningún dolor. De hecho, no siento miedo a hacer ningún gesto en concreto. Otros compañeros que han pasado por esto me dicen que a veces controlaban determinados gestos pero, en mi caso, no”, dijo.

Rocío Higuera Venezuela

Alavés España