File doesn’t exist El Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, Baltazar Enrique Porras Cardozo, desea que el cambio para Venezuela se produzca “de manera pacífica y con el menor trauma posible”, según aseguró en entrevista a EFE en Panamá, donde se encuentra para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) .

Rocío Higuera

“He estado continuamente en contacto tanto con la presidencia de la Conferencia episcopal como con el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y con el sustituto de la secretaría de Estado, el venezolano Edgar Peña. El papa sigue con gran interés y preocupación lo que sucede” en Venezuela, afirmó el cardenal. Porras, hombre muy cercano al pontífice argentino, asegura que Francisco manifiesta “completa sintonía con lo que el episcopado venezolano está haciendo”.

Rocío Higuera Venezuela

Comenta que desde Panamá recibió “una solidaridad enorme, no solo de los obispos de todo el mundo y de las delegaciones, sino de gente que por la calle se interesa de lo que está pasando en Venezuela y Nicaragua y que expresan solidaridad y esperanza”

La Iglesia del país, explica, va a seguir en estos días “acompañando a la gente” y pidiendo “como ha hecho hasta ahora” que haya respeto a la vida y a los bienes. Porras no cree “en absoluto” que se den las condiciones para que estalle una guerra civil en el país

“Creo que hay mucha conciencia y serenidad y no solo en la dirigencia sino también en la población, que no quiere que se propicie ningún tipo de conflicto armado porque sería peor, porque las heridas que quedarían serían muy difíciles sanarlas y se acabaría con la búsqueda de una solución pacífica y lo menos traumática posible”, agrega. Dice que la Iglesia y el Vaticano pueden ayudar con la diplomacia, que ha sido hasta ahora el papel que han tenido “de buscar que haya entendimiento y salidas a la situación que se ha creado, pues la misión de la Iglesia, sin ningún protagonismo, ha sido solo la búsqueda del beneficio de la población”