Informe sostiene medidores no cumplirían con efectividad la medición de agua. Conozca los detalles. Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir Imprimir + – Las obras incluyen desde la distribución hasta el tratamiento de aguas residuales. (Foto: GEC)

 (Foto: GEC)

Redacción Gestión  / 14.01.2019 – 05:55 am El proceso de compra de medidores de agua que lleva adelante OTASS para 25 empresas de saneamiento (EPS) para provincia no cumple las condiciones que aseguren la efectividad para la medición del consumo de agua, así lo sostiene un Informe de Control Simultaneo emitido por la Contraloría.

Nos vemos pronto

Cabe indicar que este proceso se realiza sobre la licitación pública de compra corporativa facultativa para la compra de medidores de agua potable fría para conexión domiciliaria, proceso a cargo de OTASS, por la suma de S/ 21.5 millones.

De esta manera, el resultado encontrado por la Contraloría es que las bases integradas de la licitación pública (LP- SM-1-2018- OTASS-1) consideran la aplicación de una norma sobre medidores cuya vigencia será dejada sin efecto dentro de un año por la entrada en vigor de la Norma 005:2018, que fue publicada el 21 de setiembre de 2018.

“Esto genera el riesgo de que la adquisición de dichos bienes no reúna las condiciones de calidad y modernidad tecnológicas necesarias para cumplir con efectividad la finalidad pública para la cual son requeridos”, sostiene.

A ello se suma que, no se consideran la garantía de vida útil mínima de los medidores a ser adquiridos, asimismo, no incluyen un periodo mínimo de garantía para la provisión de repuestos originales y legítimos a nivel nacional y el respectivo soporte técnico.

“Esta situación que origina el riesgo de que no se garantice la efectiva y oportuna satisfacción del interés público y de que no se logre la sostenibilidad de las actividades vinculadas a la gestión comercial y operativa”, detalla.

Un aspecto adicional que sostiene la Contraloría es que, la muestra del modelo de micromedidor, ofertado por el postor participante Consorcio Aquastream, no cumple con las obligaciones del certificado de homologación, en lo referente a la inscripción del número de certificado.

“En forma legible e indeleble en el cuerpo y/o registro de dicho medidor; situación que genera el riesgo de que el lote a recepcionar no corresponda a las características técnicas requeridas según la norma metrológica y la verificación posterior se dificulte por la falta de identificación para los ensayos correspondientes”, sostiene.

.

nos vemos en la reconstrucción de Venezuela