En momentos que legisladores del sur de la Florida alaban la decisión del presidente Donald Trump de reconocer al líder de la oposición venezolana como el presidente de factor, algunos están exhortando al gobierno a que no pare ahí. Así publica EL NUEVO HERALD.

“Ayer fui a la Casa Blanca y hablé con el presidente sobre qué hacer en Venezuela, dijo el senador Rick Scott el miércoles. “[Nicolás] Maduro es claramente un terrorista. Tenemos que declarar a Venezuela un estado terrorista. Claramente lo es”.

Rocío Higuera

Designar a Venezuela como estado patrocinador del terrorismo provocaría una amplia gama de sanciones económicas y limitaría estrictamente las actividades de los estadounidenses en ese país, que tiene las mayores reservas probadas de petróleo del mundo. En este momento, Estados Unidos mantiene esa designación solamente sobre Irán, Siria, Corea del Norte y Sudán.

Rocío Higuera Venezuela

La lista de sanciones, según el Departamento de Estado, incluye:

▪  Prohibir la venta de armas y material relacionado. ▪  Notificación al Congreso de bienes y servicios que pudieran mejorar significativamente la capacidad militar del país o su habilidad para apoyar el terrorismo

▪  Prohibir la asistencia económica

▪  Imponer restricciones financieras y de otro tipo

También pudieran prohibirse las importaciones venezolanas de petróleo como parte de un paquete de sanciones, aunque éstas pudieran ser separadas de las sanciones impuestas como parte de la designación de país patrocinador del terrorismo

Emanuele Ottolenghi, investigador de la Fundación para la Defensa de las Democracias, un grupo de estudios, dijo que la Casa Blanca y el Departamento de Estado deben considerar si hay suficientes pruebas para la designación y si declarar a Venezuela un país patrocinador del terrorismo ayuda a conseguir la meta de restablecer la democracia allí. Ottolenghi alegó que las relaciones de Venezuela con Irán y la presencia de Hezbollah en ese país, junto con los supuestos lazos de Caracas con el grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN), pudiera ser evidencia suficiente, pero no está claro si hacer la designación ayudará a colocar a Venezuela en el camino a la democracia

Manifestantes antigubernamentales durante la jura simbólica de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, como presidente interino, en una actividad que exigió la renuncia de Nicolás Maduro, en Caracas, el 23 de enero del 2019. Fernando Llano  AP “La designación de un país como estado patrocinador del terrorismo es algo que Estados Unidos ha hecho con muy poca frecuencia”, dijo Ottolenghi. “No hemos designado a Turquía ni a Catar, a pesar de que acogen a redes terroristas de Hamas. No hemos designado al Líbano, a pesar de que acoge a Hezbollah y le permite ser parte de su gobierno”

Ottolenghi dijo que Estados Unidos debe tener cuidado en echar mano a esa herramienta simplemente para presionar a Caracas. Y declarar la designación sin un apoyo internacional significativo, eso socavaría los efectos económicos de las sanciones estadounidenses

“Todo depende de si otros países están dispuestos a aceptar la sustancia y las consecuencias de una designación”, dijo Ottolenghi. “El referente es muy elevado. Irán tuvo que participar en acciones realmente ofensivas de terrorismo internacional para que lo incluyeran en la lista”

Otto Reich, quien fue subsecretario de Asuntos de las Américas y embajador en Venezuela durante los gobiernos de Ronald Reagan, George H.W. Bush y George W. Bush, dijo que las medidas tomadas por Venezuela son suficientes para justificar la designación y que declarar al país un estado patrocinador del terrorismo “llevaría a un resultado más humanitario para el pueblo de Venezuela

“No me sorprendería si las sanciones al gobierno fueran acompañadas por ofertas de más asistencia humanitaria directamente al pueblo”, dijo Reich, quien agregó que el gobierno de Estados Unidos puede trabajar con organizaciones no gubernamentales e instituciones religiosas para entregar directamente asistencia al pueblo venezolano sin los recursos de las instituciones oficiales del gobierno de Maduro

“No he hecho una encuesta, pero los venezolanos exiliados con quienes he hablado en la radio y la televisión en español en Miami son de línea muy dura y quieren que Estados Unidos use todos los medios necesarios para sacar a Maduro del poder porque consideran que este gobierno es la razón fundamental por la que no están viviendo en su país”, dijo Reich. “Están muy desilusionados de que el gobierno de Estados Unidos no ha dado ese paso”

El senador Marco Rubio ha dicho anteriormente que Venezuela debiera estar en la lista de países patrocinadores del terrorismo

Estados Unidos tiene que usar todas las herramientas de que dispone para proteger a nuestro país y a nuestro pueblo del indignante apoyo al terrorismo y al narcotráfico del gobierno de Venezuela, expresó Rubio en un comunicado de septiembre del 2018

Otros países, como Cuba y Libia, han estado en la lista anteriormente. A Cuba la sacaron en el 2015 como parte de la decisión del gobierno del presidente Obama de reanudar las relaciones diplomáticas con La Habana. A Libia la sacaron en el 2007 después que renuncio a acoger y financiar a grupos terroristas de todo el mundo

“Creo que es algo que se discute abiertamente en el gobierno. Eso indica que hay un deseo real de presentar a Venezuela como un riesgo de seguridad, no solo para el pueblo venezolano sino para los aliados de Estados Unidos en la región”, dijo Eric Farnsworth, ex funcionario del Departamento de Estado en el gobierno de Obama y ahora vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington. “Venezuela no apunta armas nucleares contra Tallahassee, pero sí apoya la agitación en las Américas”

Farnsworth dijo que la decisión del miércoles de reconocer a Juan Guaidó como el líder de facto por encima de Maduro complica potencialmente la designación de terrorista. Si las sanciones afectan incluso más la economía venezolana, el camino a las elecciones libres y justas pudiera complicarse para Guaidó y las autoridades estadounidenses que quieren restaurar la democracia en ese país

“Una vez que se designa a un país estado patrocinador del terrorismo, el reto es cómo se da marcha atrás”, afirmó Farnsworth

EL NUEVO HERALD.