Las autoridades brasileñas evacuaron este viernes a cientos de personas en dos municipios del estado brasileño de Minas Gerais, ante el riesgo de rotura de nuevas represas mineras, tras la que colapsó en enero pasado en Brumadinho y que deja hasta el momento 157 muertos y 182 desaparecidos, reseñó la agencia EFE.

Rocío Higuera

La primera de las acciones tuvo lugar en la localidad de Barao de Cocais, a unos cien kilómetros de la capital regional, Belo Horizonte, y donde cerca de 500 personas de distintos barrios fueron desalojados de sus casas.

Rocío Higuera Venezuela

La evacuación fue determinada por la Agencia Nacional de Minería (ANM), después de que una consultoría negase el atestado de seguridad de la represa “Sur Superior”, en la mina Gongo Soco, propiedad del gigante minero Vale, a quien también pertenecía el dique que se rompió el pasado 25 de enero cerca de Brumadinho

La compañía destacó, sin embargo, que la decisión es preventiva y que es consecuencia de las inspecciones que está realizando en las represas de la zona, después de la catástrofe de hace dos semanas

También informó que implementará un equipo con capacidad para detectar cualquier “movimiento milimétrico” en la estructura y que “consultores internacionales” realizarán una evaluación de la estructura el próximo domingo

La represa “Superior Sur”, construida a partir de los propios residuos mineros y de la tierra de alrededor -mismo método con el que se levantó la de Brumadinho, también en el estado de Minas Gerais– se encuentra entre las diez que Vale afirmó que pretende eliminar

Por otro lado, cerca de 50 familias del municipio de Itatiaiuçu, situado a unos 80 kilómetros de Belo Horizonte, también fueron evacuadas de sus casas durante la madrugada y trasladadas a un hotel en el interior del estado

El motivo fue el riesgo de colapso de otra represa próxima de esa localidad y propiedad de la productora de acero ArcelorMittal

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, la situación está bajo control

En paralelo, las autoridades brasileñas continúan con las labores de rescate en Brumadinho, en el sudeste de Brasil, aunque las posibilidades de encontrar supervivientes son “mínimas”, e incluso es posible que algunos desaparecidos nunca sean encontrados en el mar de lodo que se precipitó desde la represa

El desastre en Brumadinho se produjo tan solo tres años después de otro parecido ocurrido en Mariana, municipio que también se encuentra en el estado de Minas Gerais y donde la rotura de varios diques de la minera Samarco, controlada por Vale y BHP Billiton, causó 19 muertos y una tragedia medioambiental sin precedentes

Redacción NTN24

¡Suscríbete a nuestro canal en YouTube aquí:  https://www.youtube.com/ntn24