La Nacion / Está involucrado en numerosos procesos biológicos, que van desde la contracción muscular, la actividad de enzimas celulares o el equilibrio de líquidos, minerales y PH corporales, hasta mecanismos de secreción glandular y hormonal, coagulación y formación de huesos y dientes. Sin embargo, solemos relacionarlo únicamente con las últimas dos palabras. Aquí, algunas consideraciones que es mejor tener en cuenta.

Solo las mujeres de 50 lo necesitan Falso

El calcio es esencial para la salud y el desarrollo en todo el ciclo de vida humano. Su importancia se vuelve clave durante los periodos de crecimiento rápido de la niñez y la adolescencia, así como durante el embarazo y la lactancia, y también en los procesos de envejecimiento.

Su déficit genera únicamente problemas en los huesos Falso

El consumo insuficiente de calcio se vincula con diversos problemas médicos de carácter crónico. Además de la osteoporosis, se lo relaciona con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, preclampsia, infartos y males isquémicos del corazón; así como diabetes, obesidad y cáncer del colon.

Forma un dúo dinámico con la vitamina D Verdadero

La vitamina D es el factor determinante para que el organismo pueda fijar y metabolizar el calcio, un proceso en el que pueden repercutir muchos factores, como las proteínas, el sodio y el alcohol. Por eso, para mantener bajo control las enfermedades vinculadas al consumo deficiente de calcio se recomienda llevar una dieta balanceada, hacer actividad física y sumar un complemento nutricional específico, como Simple Calcio + vitamina D -desarrollado por Laboratorios Bagó y Arcor-: aporta el 50% de la dosis diaria recomendada para adultos, en una presentación de pastillas de goma con sabor a frutos rojos.

Es indispensable para tener un esqueleto duradero Verdadero

El consumo diario de calcio y vitamina D, más la actividad física (ambos inciden sobre la masa ósea) son elementales para la conservación de un esqueleto normal a medida que pasan los años, tanto como para el tratamiento de la osteoporosis. Se calcula que por lo menos una tercera parte de los casos de esta enfermedad se deben a una nutrición inadecuada.

Su necesidad aumenta en el embarazo Verdadero

Durante la gestación, un suministro adecuado de calcio puede evitar el riesgo de hipertensión, pre-eclampsia, nacimientos prematuros, bebés de poco peso y cesáreas.

¿Te gustó esta nota?