El juicio oral por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin fue suspendido sorpresivamente dos días antes de su inicio, previsto para el próximo lunes. El juez de la causa Javier Anzoategui justificó la medida tras conocer la decisión de la defensa del endoscopista Diego Bialolienker, acusado de coautor de homicidio culposo, que presentará un recurso de queja a la Corte Suprema para solicitar un probation. “Las explicaciones de por qué suspende un juicio que teníamos hace 4 meses fijado no son legales”, advirtió el abogado de la familia de Pérez Volpin, Diego Pirota.

La defensa del endoscopista se presentó en las últimas horas ante Anzoategui para comunicar que insistiría con el recurso judicial por el cual pretende que el juicio fuera cancelado a cambio de una probation, que contemplaría una reparación económica y la realización de tareas comunitarias, que ya habían rechazado la fiscalía y la querella.

Sin embargo, la defensa de Bialolienker insistió con el pedido de revisión, que ya recibió dos rechazos, el último de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional (CNCCC), que consideró “inadmisible” el pedido del endoscopista. A pesar de las decisiones previas, Anzoategui aceptó suspender el inicio del juicio oral.

Pirota, por su parte, advirtió que la suspensión será “sin fecha”. El abogado de la familia de la periodista, en diálogo con TN, también recordó que el juez de la causa “tomó otra medida dilatoria a principio de año, cuando pidió una prueba innecesaria para la causa”. 

En cuanto al pedido de probation de la defensa de Bialolienker, Pirota subrayó que una medida de ese tipo no se corresponde con el delito que se la imputa al endoscopista y resaltó que utilizar el camino de la queja implica “pedirle a la Corte que abra un recurso que todos los tribunales entendieron que no correspondía”.

El Tribunal Oral en lo Criminal Ocho (TOC 8) tenía previsto comenzar el próximo 10 de junio el juicio contra Bialolienker y la anestesista Nélida Inés Puente, ambos acusados por la muerte de Pérez Volpin, ocurrida el 6 de febrero del año pasado en el Sanatorio La Trinidad.

Bialolienker y Puente fueron procesados como coautores de homicidio culposo, el que se comete sin intención, pero, según constancias de la causa, por posible negligencia de los profesionales. El homicidio culposo prevé una pena de hasta cinco años de prisión y, en este caso, la eventual condena accesoria de inhabilitación para el ejercicio de la medicina.