El pasado 21 de junio, la Fundación Cordobexia emitió un comunicado en el que denunció el asesinato de María del Pilar Hurtado Montaño, de 34 años de edad. Según reclaman, la mujer figuraba en un panfleto amenazante firmado, supuestamente, por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

El hecho se produjo en el sector conocido como La Esperanza, del barrio 9 de Agosto, en Tierralta. Según testigos, hombres armados llegaron hasta ese sector del Alto Sinú y atacaron a la mujer, al parecer cuando despedía a uno de sus cuatro hijos.

Sin embargo, la Policía de Córdoba afirma que Hurtado Montaño no aparecía en el panfleto e insisten en que otras personas mencionadas en el mismo han contado con acompañamiento policial. La secretaría de Gobierno de Tierralta comparte la misma tesis.

En diálogo con W Fin de Semana, el secretario Willington Ortiz indicó que “repudiamos totalmente el asesinato de esta madre de familia y más, delante de sus hijos”, pero agregó que “en ningún momento estaba amenazada María del Pilar Hurtado“.

En días pasados, se habría conocido un panfleto atribuido al grupo Autodefensas Gaitanistas de Colombia en el que varias personas eran declaradas objetivo militar y entre quienes figuraba “la mujer del chatarrero”. Hurtado, quien fue atacada con dos impactos de bala cuando se dirigía a su trabajo, era conocida como tal y se desempeñaba como recicladora.

Sin embargo, el secretario afirma que Manuel Berrío, esposo de la víctima, habría desmentido ante las autoridades que la mujer hubiera recibido amenazas y perteneciera a alguna asociación. “El mismo señor (chatarrero) nos dijo que en ningún momento su esposa había sido amenazada y que a él no le decían así”.