El proyecto de ley a tra­vés del cual el Poder Ejecutivo, mediante el Ministerio de Hacienda, plantea una reforma del sis­tema tributario nacional fue aprobado ayer por la Cámara de Senadores prácticamente sin modificaciones. El docu­mento sancionado será remi­tido por el Senado a la Cámara de Diputados para su respec­tivo estudio y tratamiento.

El único cambio introducido en el proyecto del Poder Eje­cutivo por los legisladores fue la exoneración del Impuesto a los Dividendos y Utilidades (IDU) para las cooperativas y las empresas maquiladoras. Esta propuesta aprobada fue propulsada primeramente por el senador Sergio Godoy y apoyada por el presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Senado, Juan Darío Monges.

El IDU es un nuevo impuesto creado e incorporado por Hacienda dentro del pro­yecto de ley de reforma a través del cual se gravará la distribución de dividendos y utilidades por parte de las empresas a sus accionistas. La votación del proyecto de reforma fue desarrollada por libro debido a que el docu­mento está dividido en tres libros; libro I “Impuesto a la Renta, libro IIImpuesto al Consumo” y libro III “Dis­posiciones Generales”. Den­tro del libro I están incorpo­rados el Impuesto a la Renta Empresarial (IRE), el IDU, el Impuesto a la Renta Personal (IRP) y el Impuesto a la Renta de No Residentes (INR). En el libro II, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), mientras que en el libro III, tal como su nombre lo dice, las disposiciones generales.

Las principales críticas desa­tadas por los senadores contra el proyecto de reforma tributa­ria fue el poco debate generado con relación a la iniciativa. Asi­mismo, reclamaron la manera en que fue tratado el proyecto en las comisiones, que dicta­minaron a favor y sugirieron desde un principio la aproba­ción tal cual fue remitido por el Ministerio de Hacienda.

RECHAZO DEL PROYECTO NO PROSPERÓ El tratamiento del proyecto de ley a través del cual el Poder Ejecutivo plantea reformar el sistema tributario se inició con un extendido debate entre los senadores, que duró cerca de seis horas.

En el transcurso del mismo, entre manifestaciones a favor del proyecto y otras en contra, la bancada del Frente Guasu, a través del senador Hugo Richer, planteó la postergación del tratamiento del proyecto por 90 días, pero tal moción no reunió los votos necesarios y fue rechazada finalmente.

Ante el rechazo de la postergación, el senador Paraguayo Cubas planteó que el proyecto de ley sea rechazado. Esta propuesta, que también recibió el apoyo de otros legisladores opositores, finalmente tampoco prosperó por falta de votos. Esto hizo que varios legisladores opositores se retiren de la sesión luego de que el proyecto de ley sea aprobado en general.