S Moda / Desde que tenemos uso de razón oímos a la gente de nuestro entorno pronunciar frases como “no me da la vida”, “me faltan horas en el día”, “no puedo más” o “no llego a todo”. Nuestro día a día está marcado por la dictadura de las tareas pendientes, tanto laborales como personales. Vivimos en un estrés y actividad constantes, especialmente en las grandes ciudades donde cada segundo de nuestro tiempo es un tesoro. De ahí que parar a tomar aire y afrontar nuestras obligaciones con energía sea fundamental. Encontrar el equilibrio manteniendo este ritmo de vida, sin olvidar que también debemos dedicarnos tiempo a nosotros mismos, puede resultar un objetivo difícil de conseguir. ¿Quieres saber qué puedes hacer para que la rutina diaria no pueda contigo? Sigue leyendo y descubre los pasos que pueden cambiar tu vida.

Cumple tu propósito y apúntate a yoga este curso

Empieza el día alcanzando el equilibro entre cuerpo y mente que otorga la práctica del yoga. Durante la clase solo te centrarás en escuchar a tu cuerpo, olvidándote del mundanal ruido que tanto estrés genera a lo largo del día. Al terminar la clase, disfruta de ese placentero estado de bienestar que da dedicarse tiempo a uno mismo y prémiate con el chute extra de energía que aportan los cafés Honest , elaborados con leche, café 100% arábica (procedente de Latinoamérica) y azúcar de caña ecológicos. Además de sentirte mucho activo, notarás como el nivel de estrés se reduce y afrontarás la jornada con motivación.

Practica el mindfulness

Seguro que has oído hablar de esta práctica de meditación. Si todavía no te has animado a probarla dale una oportunidad y descubre todo lo que puede aportar a tu bienestar. Nuestra agenda semanal es trepidante y nos dejamos llevar por la vorágine del día a día. Pero ponerle freno puede ser más sencillo de lo que parece gracias al mindfulness . Con este ejercicio de meditación y relajación lograrás una actitud distinta ante la vida. Aprenderás a controlar las emociones para que no te jueguen una mala pasada y a tomar mejores decisiones en cada momento. En resumen, te ayudará a desconectar de todo, para enfocar tu atención en lo que estás haciendo en este momento.

Llena tu casa de plantas

Como seguro habías deducido gracias a Pinterest, donde reinan las imágenes de flores y jardines, las plantas naturales están de moda y eso solo puede significar buenas noticias. Llena tu hogar de vegetación y recuerda lo increíble que es la naturaleza. Cuidar de tus plantas te aportará paz cuando veas que los problemas cotidianos te desbordan. Hacerlo tomando uno de los tés Honest, con certificación ecológica e ingredientes naturales 100% sin conservantes ni colorantes, lo convertirá en un momento de relax y disfrute pleno. Porque a estas alturas, es importante tomar conciencia medioambiental y contribuir al cuidado del planeta con pequeños gestos. Por ejemplo, acudiendo a huertos urbanos, reciclando y comprando productos bio aporta equilibrio a nuestro día a día.

Súmate a la fiebre de la caligrafía

Crear algo con nuestras propias manos es una da las cosas más relajantes que puede hacer el ser humano. ¿Quieres comprobarlo? Prueba a poner música que te ponga de buen humor y descubre todo lo que puedes hacer solo con la ayuda de un bolígrafo y una hoja de papel. A pesar de que hoy apenas escribimos a mano (el móvil y el ordenador han sustituido a los folios y los cuadernos), la caligrafía está de moda y puede convertirse en tu mejor medicina frente al estrés y la ansiedad.

Prueba el detox digital

Aunque no somos conscientes, todos somos esclavos de la tecnología. El teléfono móvil o las redes sociales nos mantienen conectados casi las 24 horas del día. Separarnos de nuestro teléfono, pasar unas horas sin wifi o no tener cobertura nos genera ansiedad. Mantener una conversación sin estar pendiente a algún aparato o dedicarse a actividades como leer o pintar parecen una utopía. Sin embargo, obligarte a un cumplir un horario restringido para el uso de las redes sociales o del WhatsApp puede mejorar tu estabilidad psíquica. Disfruta de actividades analógicas como leer un buen libro, cocinar algo que te apetezco o simplemente, tomando un té Honest . Elaborado con hojas de té cuidadosamente seleccionadas, maridadas con aromas naturales de frutas y azúcar de caña; te ayudará a alcanzar el estado zen que tanto necesitas tras un día de trabajo intenso. Tienes tres sabores a elegir: té blanco melocotón & romero, té negro limón & flor de naranjo y té negro frambuesa & albahaca, y disfruta de cada segundo que dedicas a tu bienestar personal.

Practica un nuevo deporte

Si no sabes qué deporte hacer o te da pereza el ejercicio, prueba a apuntarte a clases de boxeo. Entre golpe y golpe verás cómo sueltas toda la adrenalina y al terminar notarás cómo tus músculos y tu mente están más relajado de lo que han estado nunca. Si los ganchos no son lo tuyo, prueba con la natación. Verás como sumergirte en el agua te aclarará las ideas y te ayudará a olvidar tus obligaciones al menos durante un rato.

Date un capricho beauty

Busca cualquier excusa para escaparte y mímate dándote un buen masaje relajante. No importa las tareas que tengas pendientes o lo duro que haya sido el día. Apaga el teléfono móvil, desconecta la mente y dedícale a tu cuerpo toda la atención y cuidados que merece. Volverás a la rutina con energía para afrontar todo lo que se cruce en tu camino. Guardar un hueco en tu agenda para hacerlo una o dos veces al mes hará que lidiar con tus obligaciones se haga menos cuesta arriba.