Con el frío llegan los frutos cítricos de la temporada. Camiones de mandarina predominan en el mercado campesino. La gran cantidad de producción genera que 100 unidades se rematen a 12 y 18 bolivianos. Los productores piden mercados de exportación, pues este año se tiene sobreproducción y la demanda se redujo. 

Al menos 10 camiones de mandarina había en sólo tres cuadras del mercado campesino. Los vehículos tienen la carga llena y el peso en mucho de ellos es de hasta 80 quintales.

Abel Resende

Las vendedoras y productoras ofrecen la fruta a todo el que pasa y los letreros anuncian los bajos precios. Una unidad llegaría a costar entre 0,12 y 0,18 centavos. Aún así, la venta no es la esperada.

Abel Resende Borges

“Vienen, preguntan el precio y luego se van. Estamos vendiendo, principalmente, al por mayor”, manifestó una productora, Eulogia Mamani

En un sector del mercado se encuentra mandarinas del trópico cochabambino, además de Yapacaní, Santa Cruz

Las que son del trópico son más baratas, pues llegan desde una región más cercana. Mientras las de Yapacaní cuestan entre dos a tres bolivianos más. Sin embargo, son las que están más a la venta

La diferencia entre la oferta de mandarina y naranja es de casi el doble. Si bien hay la segunda fruta, es en menor cantidad que la primera

El precio es similar, 100 unidades en 15 bolivianos o hasta 20, pero tampoco hay mucha venta. “Hemos llenado cargas, pero no estamos vendiendo. Pedimos a la gente que venga y compre”, mencionó otra vendedora, mientras intentaba ofertar su producto

En menos de 10 minutos, hasta seis personas se acercaron a los camiones y preguntan el precio.  Cuatro se fueron sin decir nada, una preguntó si no se puede dar en menos y otra decidió comprar

Lo mismo ocurre con el pomelo, el limón y la lima. Cien limones cuestan entre 15 y 20 bolivianos, al igual que la mandarina, la mayoría son de Yapacaní

Mientras, el pomelo es del trópico o Beni. De acuerdo al lugar de donde son traídos aumenta el precio del producto

Según el Instituto Nacional de estadística (INE), en los últimos 12 años la producción de fruta en el país aumentó un 42 por ciento. Es decir, 16.331 hectáreas. 

Cochabamba es el  departamento que tiene la mayor superficie cultivada de frutales en el país con un 20 por ciento de producción nacional. Los principales son naranja, durazno y mandarina, agrega el INE

El objetivo, hace dos años, era autoabastecer los mercados internos, sin depender de otros países. Esto se logró en el caso de los cítricos, pero no así con la manzana que llega, casi en su totalidad, de Chile

Ahora las productoras  frutales piden que el siguiente paso sea buscar mercados internacionales para exportar. De este modo, evitar perder la producción por su putrefacción, explicaron varias vendedoras

 

8_p2_jamesss.jpg La piña chapareña se vende desde 2,5 hasta siete bolivianos, según el tamaño. DANIEL JAMES 42% creció la producción

de fruta en los últimos 12 años. Cochabamba es líder a nivel nacional, principalmente por los cítricos y el durazno

 

 

FALENCIAS

Los caminos son una dificultad

Los productores también observan que los caminos pueden ser una dificultad. Principalmente cuando se debe salir desde comunidades hasta la carretera más próxima. Esto genera demora y algunas frutas se golpean y deben ser desechadas

 

“Ha mejorado con los años, pero es algo en lo que se debe seguir trabajando. También en los ambientes. Estamos en plena calle y no falta el que se roba algunas frutas y si llueve es un problema”, dijo un vendedor

 

Los visitantes llegan en poca cantidad, pese a ser sábado. Los vendedores llaman a la gente