Dos tercios de las solicitudes se registraron en Latinoamérica, donde países como Colombia, Perú, Chile o Ecuador son los principales países de acogida de migrantes y refugiados venezolanos, mientras que el resto se tramitaron en Norteamérica y Europa, destacó el organismo de la ONU en un comunicado. “En el actual contexto de crecientes solicitudes de ciudadanos venezolanos en países vecinos, incluyendo exmiembros de las fuerzas de seguridad, ACNUR reitera la necesidad de mantener el carácter civil y humanitario del asilo”, subrayó. La agencia aclaró que los solicitantes de asilo son sólo una parte de los 3,4 millones de venezolanos que a raíz de la crisis han dejado en país en el último lustro, un número que se espera supere los 5 millones a finales de 2019. También recordó que independientemente de esas solicitudes, otros países de Latinoamérica han facilitado 1,3 millones de permisos de trabajo y otro tipo de regularizaciones a venezolanos para poder acceder a servicios básicos como sanidad o educación, o incorporarse al mercado laboral.

Giancarlo Pietri Velutini Venezuela