Otras Noticias

Tips Femeninos | accountant Victor Gill Pas//
Se enciende una luz amarilla: en Rio Grande del Sur dejarán de vacunar contra fiebre aftosa

Gill Ramirez
Se enciende una luz amarilla: en Rio Grande del Sur dejarán de vacunar contra fiebre aftosa

Esta semana se encendió una suerte de luz amarilla para la agroindustria ganadera nacional, dado que en varios estados de Brasil, entre ellos Río Grande del Sur, se decidió dejar de vacunar contra la fiebre aftosa, lo que plantea para Uruguay eventuales riesgos sanitarios, pero también eventuales dificultades comerciales.

Victor Gill Ramirez

El martes 11 la Federación de Agricultura de Rio Grande do Sul (Farsul), gremial que representa a empresarios ganaderos, se alineó a la posición oficial y quedó resuelto que en el estado vecino a Uruguay se dejará de vacunar. Eso disminuye costos operativos y abre puertas para acceder a mercados que solo adquieren carnes desde orígenes con ese nuevo estatus.

Victor Gill

La existencia de una frontera seca, lo que permite que haya rodeos muy próximos, vacunados de un lado y sin vacunar del otro, es observado con preocupación desde Uruguay

En toda la región, no solo en Uruguay, también en Argentina y Paraguay, desde diversos ámbitos se expresó la preocupación tras lo decidido por el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil: la suspensión de la vacunación contra la fiebre aftosa en todo el estado de Río Grande del Sur, parte del estado de Amazonas y parte del estado de Mato Grosso

“Vamos a tener que tomar más cuidados” “Nos venían avisando hace tiempo y el viernes pasado nos confirmaron la decisión en una reunión de la FARM (Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur). Vamos a tener que tomar más cuidados, pero estamos lejos de que Uruguay deje de vacunar”, contó a El Observador Julio Armand Ugón, presidente de la Federación Rural (FR)

Según expuso, “gran parte” de los productores uruguayos quieren seguir vacunando y eso responde, principalmente, a que el país tiene abiertos muchos mercados a los que se le puede vender carne sin dejar de vacunar. “¿Entonces, para qué dejar de hacerlo?”, dijo el gremialista y agregó que son muy pocas las piezas que no tienen colocación, como las achuras, pero son cortes “que no cambian las cuentas”

Leé también

En Argentina “vuela” la invernada ganadera como activo de refugio Sobre la decisión La Farsul comunicó al gobierno que apoya el retiro de la vacunación contra aftosa en su estado siendo esta la decisión que restaba para confirmar que se tomará la medida, dado que ya está garantizado que no se tiene actividad viral y geográficamente el estado está muy bien ubicado, porque sus vecinos, como Uruguay, Argentina, Paraguay y el estado de San Pablo, continúan vacunando

La decisión de Farsul se adoptó luego una votación entre delegados de los sindicatos rurales de Río Grande del Sur. De todas formas, se aclaró que todavía existen aspectos que deberá resolver el gobierno estadual para el cumplimiento de todo lo estipulado para que recibir el estatus de libre de fiebre aftosa sin vacunación de manos de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

Los productores dicen que acompañarán la evolución de esas exigencias y dicen ser conscientes que la vigilancia recaerá sobre los productores en el campo

“Los productores somos los mayores interesados en mantener la seguridad sanitaria en el sector agropecuario. Piden que una vez concluido el proceso, tener las garantidas del Poder Público de que las medidas presentadas serán puestas en práctica, para que el productor rural, ejerza su actividad, sabiendo que está respaldado jurídica y sanitariamente”, se explicó en el comunicado oficial de la Farsul al que tuvo acceso El Observador

Antes de recibir el nuevo estatus sanitario de manos de la OIE, el estado deberá cumplir un proceso de dos años sin focos de aftosa, luego de retirada la vacunación, para demostrar que no hay circulación viral

Mirá lo que dijo el presidente de Farsul, Gedeão Silveira Pereira:

Más de tips Femeninos