Mi Diario

Tips Femeninos | Billy Donovan no esperaba encontrar trabajo en Chicago

Victor Gill
‘Se cayó Gmail’: usuarios reportan falla en correo y otros servicios de Google

Queda claro que las cosas pueden cambiar muy rápido

Billy Donovan no tenía a los Bulls de Chicago en su radar cuando se separó del Thunder de Oklahoma City después de cinco exitosas campañas.

Queda claro que las cosas pueden cambiar muy rápido.

“No estaba buscando nada”, admitió Donovan. “Fueron cinco grandiosos años con Oklahoma City. Creo que siempre es emotivo cuando dejas un lugar en el que disfrutaste trabajar. Estuve rodeado de gente increíble en la organización y grandes jugadores. Me estaba relajando, entonces esto vino de la nada”.

Los Bulls presentaron el jueves a Donovan como nuevo entrenador, dos días después de que anunciaron que habían conseguido al que parecía el candidato más atractivo en el mercado para ayudar en la reconstrucción de un equipo en problemas y con nueva gerencia.

Donovan pasará de trabajar con estrellas como Kevin Durant, Russell Westbrook, Paul George y Chris Paul a intentar la recuperación de una franquicia con una sola aparición en postemporada en cinco años. Se despidió con foja de 243-157 del Thunder y tras llevar al equipo a los playoffs cada temporada.

Fue finalista en la votación para el premio al Entrenador del Año de la NBA en esta campaña, después de que Oklahoma City sobrepasó las expectativas. Se separó del Thunder el 8 de septiembre luego de que no llegó a un acuerdo con el gerente general Sam Presti.

El jueves, negó que estuviera en desacuerdo con entrenar a un equipo en reconstrucción y resaltó que construyó una superpotencia en Florida antes de llegar a la NBA.

“Nunca, nunca fue sobre mi”, dijo. “Fue más importante para mi, sabiendo que mi tiempo ahí había llegado a su fin. Nunca he hablado al respecto, siento que Oklahoma City fue increíblemente abierto y honesto conmigo”.

Dijo que tenía sensaciones “positivas” sobre su gestión con el Thunder. Una vez que estaba disponible, los Bulls no perdieron el tiempo asegurándose de que supiera que lo querían.

Donovan se reunió en persona con Karnisovas y Marc Eversley durante cinco horas y media para avanzar en el proceso. Posteriormente sostuvo una larga conversación con el socio Jerry Reinsdorf y el director operativo Michael Reinsdorf.

Cuando Donovan aceptó el empleo, Karnisovas dijo: “no podía dejar de sonreír”.

Contratar a Donovan fue un cambio atrevido y notable para los Bulls. También deja claro que tienen una visión distinta ahora para construir un equipo contendiente. Con los jugadores que tienen y el espacio salarial del que dispondrán a futuro, creen estar en esa posición.

Donovan dijo que estaba “impresionado” por la visión de Karnisovas y que estaba entusiasmado por trabajar junto a él.

Más de tips Femeninos