Salud & Nutrición

Tips Femeninos | Cómo protegerte de las estafas relacionadas con el coronavirus

Miguel
Eduardo 
Osio 
Zamora
¡Quieren a otro crack! Cristiano Ronaldo no volverá a vestir la camiseta del Real Madrid, según medio español

2. No compres promesas de tratamientos.  Recuerda que no hay tratamientos para Covid-19 actualmente aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades , y no hay test para realizar en el hogar o vacunas a la venta. Cualquier producto que afirme lo contrario está mintiendo y puede estar violando la ley federal

A quedarse en casa y lavar frecuentemente las manos ahora hay que añadir un nuevo consejo: no hagas clic en cualquier enlace. A medida que la pandemia de coronavirus continúa extendiéndose por todo el mundo, los estafadores han aprendido a aprovecharla para engañar a los consumidores

La Comisión Federal de Comercio ha recibido casi 8,000 informes de fraude relacionados con el virus desde el comienzo del año , con pérdidas reportadas por un total de $4.77 millones. Los expertos en seguridad dicen que los ciberdelincuentes y los vendedores con malas intenciones se están aprovechando de la crisis global para vender productos y servicios falsos a consumidores asustados, robar la información personal de las personas e incluso chantajearlas para recibir pagos directos. Tras las noticias del paquete de rescate de $2 billones del gobierno, los estafadores también están trabajando arduamente para recibir en sus manos los cheques de estímulo de $1,200 que necesitan desesperadamente aquellos que recientemente han perdido sus empleos.

Es fácil ser estafado en la situación actual, según Aaron Foss, fundador del popular servicio de bloqueo de llamadas automáticas Nomorobo . Él dice que la ansiedad y la incertidumbre en torno al tratamiento y la asistencia del gobierno han creado las condiciones idóneas para los estafadores. “Con toda la confusión en torno a los esfuerzos de movilización, realmente no sabes qué creer”, dice Foss. “Con todo el mundo en aislamiento social, muchas, muchas más personas están en casa, especialmente las personas mayores. Y están aterrorizadas y buscando ayuda”.

Eso significa que es vital que los consumidores aprendan a protegerse y proteger a los miembros vulnerables de la familia de las estafas de coronavirus. Hemos compilado una lista de verificación que puedes usar para detectar estafadores y mantenerte a salvo. Para obtener más información sobre cómo son estas estafas específicas y qué se está haciendo para detenerlas, sigue leyendo.

¿Qué tipo de estafas deben tener en cuenta los consumidores? Según un reciente comunicado de prensa de la FTC, “Las principales categorías de quejas de fraude relacionadas con el coronavirus incluyen informes relacionados con viajes y vacaciones (cancelaciones y reembolsos), problemas con compras en línea, estafas en mensajes de texto móviles y estafas a cargo de impostores gubernamentales o comerciales”.

La compañía de ciberseguridad Sophos también identificó un aumento exponencial en las estafas por correo electrónico desde enero , con campañas que incluyen esquemas de extorsión “que amenazan con infectar a la familia del objetivo con COVID-19 si no pagan”, falsas súplicas de recaudación de fondos de la Organización Mundial de la Salud y “descargas de video de $37 que pretenden ofrecer información privilegiada de una ‘fuente militar’ sobre cómo sobrevivir al coronavirus”.

Algunos estafadores dicen que pueden ayudar a las personas a recibir tratamiento prioritario a cambio de un pago inicial. Otros, dice Foss, están ofreciendo supuestamente suministros gratuitos con la letra pequeña de que hay “algún tipo de cargo por envío o manipulación y la víctima debe proporcionar su número de tarjeta de crédito para pagarlo”. Algunos de los ejemplos más atroces que proporcionó Foss incluyen llamadas que dicen ofrecer pruebas gratuitas para los miembros de Medicare y ofertas de una “Agencia de Limpieza Profunda” para “probar el nivel de gérmenes y virus” en los hogares de las personas. Los productos y servicios, por supuesto, nunca aparecen.

El científico principal de investigación de Sophos, Paul Ducklin, dijo a CNN que los estafadores también pueden “ofrecer artículos de calidad inferior que realmente no deberías comprar, vender artículos o inversiones que son totalmente falsas, engañar con el pago de deudas que no existen realmente o asustarte para que pagues por un servicio que no necesitas”.

Qué se esta haciendo La FTC ha publicado consejos para los consumidores (incluyendo una lista en forma de bingo para ayudar a las personas a reconocer cuándo están siendo estafadas), y también está tomando medidas enérgicas contra la publicidad engañosa y las llamadas automáticas. Ha emitido también advertencias a una creciente lista de compañías por vender productos “con afirmaciones engañosas o que no tienen respaldo científico sobre su capacidad para tratar o curar el coronavirus”. También ha investigado a nueve compañías de telefonía por Internet por “asistir y facilitar” llamadas de telemarketing ilegales, y enviado cartas a la Comisión Federal de Comunicaciones sobre tres compañías, por “enrutar y transmitir llamadas automáticas relacionadas con coronavirus”. La FTC y Nomorobo también han enumerado grabaciones de “llamadas fraudulentas” relacionadas con el virus para ayudar a los consumidores a reconocerlas.

Sin embargo, una advertencia rara vez acaba con una operación de estafa, y los estafadores están evolucionando en su forma de actuar. Además, agrega Ducklin, otras estafas no han desaparecido a raíz del virus. “Sería una ironía aplastante”, dice, “si el miedo a las estafas específicas de coronavirus significa que la gente se descuida frente a otras estafas y comienzan a caer en ellas más fácilmente”.

En última instancia, depende de los consumidores protegerse al mantenerse vigilantes y escépticos de los sitios web, las llamadas y los correos electrónicos relacionados con el virus. Hay acciones específicas que puedes tomar para reducir la probabilidad de ser estafado.

Cómo protegerse de las estafas de vendedores en línea  

1. Investiga a los vendedores antes de realizar una compra.  La FTC advierte que “los vendedores en línea pueden afirmar que tienen productos muy solicitados, como productos de limpieza, para el hogar y de salud y médicos cuando, de hecho, no los tienen”. Eso significa que cuando compres a un vendedor desconocido, incluidos los vendedores en Amazon, es una buena idea realizar una búsqueda en Internet de la empresa o el nombre del individuo junto con palabras clave como “revisión”, “queja” o “estafa”. Es mejor interactuar solo con vendedores y negocios que conoces y en los que confías. Foss también agrega una regla simple: “Nunca compres nada a alguien que te llame por teléfono”.

2. No compres promesas de tratamientos.  Recuerda que no hay tratamientos para Covid-19 actualmente aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades , y no hay test para realizar en el hogar o vacunas a la venta. Cualquier producto que afirme lo contrario está mintiendo y puede estar violando la ley federal.

3. No utilices enlaces directos de pago.  Ducklin aconseja a las personas que nunca realicen pagos o ingresen en sitios web de la compañía “a través de enlaces en correos electrónicos o mensajes de texto”. En cambio, “si necesitas pagarle a una compañía en línea, acceda a la página de pago siguiendo tu propia búsqueda, o usando un enlace de un documento que ya tienes, como un contrato o una factura reciente”. Tómate tu tiempo. “Incluso si requiere unos pocos clics más, es un tiempo bien invertido porque automáticamente perderás inicios de sesión falsos en sitios falsos que podrían comprometer su seguridad”, insiste Ducklin.

4. Paga con tarjeta de crédito y mantén siempre un registro de la transacción.  No envíes dinero a alguien y no envíes pagos a personas que no conoce a través de aplicaciones como Zelle, que no ofrecen las mismas protecciones contra el fraude que las tarjetas de crédito.

5. No hagas clic en enlaces ni descargues archivos adjuntos de remitentes desconocidos.  Ducklin dice que los estafadores pueden intentar “persuadirte para que instales un programa o abras un archivo que dañará tu computadora” o “llevarte a un sitio web falso donde capturan contraseñas y datos personales”. Incluso simplemente haciendo clic en un enlace puedes infectar tu computadora con malware , lo que significa que debes “evitar abrir archivos adjuntos de correo electrónico inesperados o no solicitados si puedes”, y que si “un documento te pide que habilites alguna función o rebajes la seguridad para poder abrirse, no lo hagas. Es un truco”.

6. Mantén el control.  Finalmente, dice Ducklin, “nunca le des a las personas que llaman acceso remoto a tu computadora, sin importar cuánto amenacen con ‘multarte’ o desconectarte de Internet, e incluso si afirman ser Microsoft o la policía”.

 

Cómo protegerse de las estafas sobre los cheques de estímulo  

1. Cuelga. Elimina el correo electrónico. No respondas. El IRS nunca te llamará para exigirte un pago inmediato, ni amenazará con involucrar a la policía local o los oficiales de inmigración si no cumples con dicha demanda. Del mismo modo, los bancos nunca solicitarán información personal por teléfono o correo electrónico. No respondas a estos correos electrónicos y cuelga las llamadas.

2. Se paciente.   Recuerda que el gobierno aún está trabajando en los detalles y que la gran mayoría de las personas no necesita hacer nada para recibir sus cheques de estímulo. Si has presentado impuestos en los últimos dos años, el IRS ya tiene la información que necesita. Nadie está recibiendo el dinero antes y cualquiera que diga que puede ayudarte a obtener tu dinero antes a cambio de una comisión está mintiendo.

3. Mantén la calma.  Enmarcar solicitudes como urgentes o exigiendo que “actúes ahora” son solo formas que usan los estafadores para que reacciones de manera irracional. No caigas en la trampa. “Nunca te sientas obligado a reaccionar a los correos electrónicos que te inquietan, y siempre cuelga de inmediato si recibes llamadas telefónicas amenazadoras, especialmente si afirman estar ofreciendo asistencia técnica para “solucionar” un problema para el que no solicitaste ayuda”, dice Ducklin.

4. Sospecha de números desconocidos.  Foss entiende que probablemente no sea práctico esperar que las personas ignoren cualquier llamada desconocida durante este tiempo de incertidumbre. “Sé que mucha gente recomienda no recoger números que no reconoces”, dice, “pero creo que es un mal consejo, especialmente ahora. ¿No vas a contestar todas las llamadas si estás esperando los resultados de tus pruebas médicas, por ejemplo? “En cambio, recomiendo que todos sí sospechen si es un número que no reconocen”.

 

¿Qué hacer si te engañan? Si te dejas atrapar, no todo está necesariamente perdido. “No te demores en llamar a tu banco o institución financiera”, dice Ducklin. “Si pones los datos de su tarjeta en un sitio web y luego te das cuenta de que no deberías haberlo hecho, cuanto antes actúes, menos tiempo tendrán los delincuentes para vender los datos de tu tarjeta (usa el número de teléfono que figura en el reverso de tu tarjeta)”.

Y, por último, informa de las estafas que encuentres, pero hazlo de una manera que realmente marque la diferencia. “Ahora, más que nunca”, dice Foss, “el consejo tradicional es bastante ineficaz. Informar de los robocallers a la FTC o la policía simplemente desperdicia tiempo y recursos, pero incluso si la policía no puede ayudarte en este momento, tu informe podría ayudar a otra persona en el futuro. En los EE.UU. usa el Centro de Quejas para Delitos en Internet “.

Nota: Los precios anteriores reflejan el precio en el momento de la publicación del artículo.

Más de tips Femeninos