El Caribe / Cuando una relación inicia casi “todo es perfecto”, porque en ese primer período las parejas disfrutan más uno del otro, llueven los detalles y los afectos no pasan desapercibidos. Sin embargo, conforme al pasar del tiempo, a muchos enamorados la monotonía les gana la batalla y terminan distanciándose por no ser capaces de reconocer los problemas que enfrentan en la vida amorosa, y solo los resuelven con decir: “nada es lo mismo entre nosotros”.

Primero, si eres de los que se encuentran en una situación parecida, y quieres celebrar el “Día del Amor y la Amistad”, el 14 de febrero, con tu pareja, debes poner en práctica algunos consejos que te ayudarán a mantener una relación saludable y duradera.

Para los psicólogos, unas de las principales causas por las que las relaciones de parejas se disuelven es el estancamiento y el desgaste en la convivencia. Ante esta situación, los integrantes se aburren de la rutina, porque sienten que es siempre lo mismo.

Por las razones anteriores, los especialista recomiendan apostar por la renovación, como es sorprender a la pareja día a día, buscar actividades que pueden realizar juntos, armar las maletas para emprender un nuevo viaje y hacer intercambios de obsequios.

Y recuerda que es importante demostrarse cariño todos los días. Los psicólogos hacen énfasis en que en primer lugar está la comunicación, que es una de las claves para la durabilidad de la pareja, y que la falta de ésta es uno de los principales problemas que se manifiestan en la consulta.

Cuando tengas interacción con tu pareja, evita caer en discusiones, expresa con calma las cosas que entiendes no están haciendo bien, lo que ayuda a que los inconvenientes se solucionen de manera más efectiva. Además, intercambien llamadas, al hacerlas, indirectamente se le dice al ser querido “te extraño cuando no estás conmigo”.

Aunque lleves una vida ajetreada, bríndale tiempo de calidad a tu pareja, estréchale la mano mientras caminan por la calle, esto reforzará la relación. Además, cuando observes que tenga un día estresado en el trabajo, dale la bienvenida con un abrazo, acompañado de un “te quiero” o “te amo”; son acciones que ayudan a que permanezca el lazo del amor y la confianza entre ambos.

Hay estudios que demuestran que el contacto físico, a diario, mejora las relaciones, porque produce seguridad, confianza, protección y una comunicación honesta. Según los expertos, el intercambio de afecto con el ser querido lo hace sentir estimado y comprendido, asimismo, se sanan los sentimientos de ira, soledad y aislamiento, se elevan los niveles de serotonina que mejoran el humor y crean felicidad; se fortalece el sistema inmunológico, sube la autoestima y se relaja la tensión (se reduce la secreción de las hormonas del estrés).

De vez en cuando, interactúa con sentido del humor, esto demuestra complicidad. Trata de que asuman responsabilidades juntos y sean amigos; cuando conserva el deseo de reír juntos (incluso de sí mismos), están cultivando un sano hábito de intimidad. Acepta los límites de tu pareja y trata de adaptarte a sus necesidades y preferencias, incluso cuando lo que le guste no sea de tu agrado, respétalo. Los que se encuentran casados deben de crear el hábito de acostarse a la misma hora y resistir la tentación de irse a dormir por separado.

Al mismo tiempo, también es importante cuidar los intereses propios, esto te hará más interesante ante tu pareja, y prevendrá tu dependencia. Cuando exista un desacuerdo entre los dos, deben crear el hábito de superar la disputa antes de irse a la cama, de igual forma, acostumbrarse a darse las buenas noches, independientemente de cómo se sientan en ese momento. Esto transmite a la pareja el mensaje de que, a pesar de lo enfadado que estén, se siguen queriendo y desean permanecer en la relación. l

Comunicación Una de las claves para la durabilidad de pareja y estrechar los lazos amorosos es mantener una comunicación constante y con respeto, con la que se resuelva de manera razonable cualquier problema.

Renovación Para evitar que exista un desgaste en la convivencia, y ésta se vuelva monótona, es importante apostar a la renovación de la vida amorosa. Por ejemplo, tratar de crear hábitos nuevos. Lo que implica tener una buena relación de pareja

Tener una buena relación implica estar dispuestos a realizar todo lo necesario para que esto suceda. Toda relación tiene sus altibajos, lo importante es que, como buena pareja, cada uno esté presente de la misma forma en que el otro lo estaría. Seguramente, al pasar el tiempo, ahora se ven los defectos de la pareja que antes no se les daba importancia; incluso, se pueden llegar a sentirs como inaguantables. Lo mismo ocurre con diferencias de opiniones o gustos. Sin embargo, hay que pensar que todos tenemos defectos, y las diferencias de gustos y criterios, en parte, es lo que reaviva el interés de una pareja, porque permiten aprender y progresar el uno con el otro. Un primer paso para ser feliz con tu pareja es ser tolerante.

Aprende a crecer con tu pareja, ya que a medida que pasa el tiempo van transitando por diferentes situaciones y momentos de dificultad, cada uno de los cuales va regalando una enseñanza que debe ser considerada. A esto se le llama aprender de las experiencias, para que puedas repetir todas las cosas que les hicieron bien a ambos y evitar aquellas otras que trajeron discusión y malestar. Como la monotonía tiende a asentarse en la vida de pareja, y poco a poco el aburrimiento puede ir ganando terreno, debes de sustituir los hábitos a los que están acostumbrados por otros nuevos. Pero, a pesar de que no es una tarea fácil, es posible vivir una vida de pareja feliz.

La clave está en el deseo de la pareja permanecer unida y de querer ser realmente felices, estableciendo como prioridad la relación entre ambos.