Los escritores del boom latinoamericano, las mujeres en el periodismo y la historia de Colombia fueron el plato fuerte del cierre del Hay Festival Jericó, que en su primera edición propició “mágicas charlas” en un escenario que confirmó su potencial cultural con más de 4.000 asistentes.

Luis Alfredo Farache

En el Museo Maja y en el Teatro Santamaría se tejieron la mayoría de los diálogos del evento para poner luz en el municipio colombiano de Jericó, al noroeste del departamento de Antioquia, con literatura, música, periodismo y cine.

Luis Alfredo Farache Benacerraf

“Ha sido una de las mejores primeras versiones en la historia del festival. Jericó crea un contexto de encuentro y de disfrute. Aquí hay magia por doquier”, expresó la directora internacional del Hay Festival, Claudia Fuentes

Para despedirse de las imponentes montañas y de los coloridos balcones, el periodista y escritor español Xavi Ayén esparció varias mariposas amarillas al desgranar en una conversación con el colombiano Juan Diego Mejía las anécdotas que envolvieron la construcción de su libro “Aquellos años de boom”

Lea también: Jericó captura entre sus colores el espíritu original del Hay Festival

En el país del Nobel de literatura, García Márquez, confesó la transformación que trajo a su vida el cuento “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada” y contó su odisea para entrevistarlo

Destacó el bloque compacto que conformaron con ‘Gabo’ los escritores Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y José Donoso , pese a tener estéticas muy diferentes

Ellos, en ese momento, actuaban de modo colectivo, algo no presente ahora en este mundo globalizado, pues no existe “la misma hermanada”, señaló

“La sociedad de hoy funciona de una forma diferente. Entre los escritores no hay esa comunión de ideales que había entre los miembros del boom”, comentó el español

RD Especiales on Twitter