Tenemos Noticias / Lapatilla Foto: Getty Images La carencia de ropa y la cercanía de los cuerpos hacen que los espacios acuáticos se conviertan en escenarios eróticos, que no deberían ser piscinas públicas, publica Pulzo . Para disfrutar del sexo en las profundidades es indispensable preparar el cuerpo, ya que el agua suele eliminar los fluidos corporales y la vagina de la mujer se seca, lo que hace que toda la acción se convierta en una tortura china (y más si es en el mar). Entendiendo lo anterior, Elsy Reyes, experta en relaciones de pareja y sexualidad, dio algunos ‘tips’ para tener una faena acuática inolvidable. Preparar el pene y la vagina Aceitar los cuerpos con masajes, no se debe hacer como un requisito, es más bien una forma para encender la llama. Deslizar las manos desde las pantorrillas hasta la pelvis y recostarse el uno sobre el otro para rosar sus cuerpos (patinaje sobre el cuerpo). Lubricante Indispensable que el producto sea a base de silicona, porque si es de agua simplemente se diluirá fácilmente. Se debe colocar sobre los dedos antes de empezar con un sensual masaje sobre el clítoris y vulva. Cuando las terminaciones nerviosas empiecen a hacer de las suyas, deberán introducir dos dedos llenos de lubricante en la vagina. Cada movimiento se puede aprovechar para aumentar la excitación. Al agua patos Una vez la vagina esté lo suficientemente lubricada es hora de que ella haga lo propio con el pene, haciendo suaves masajes. Cuando los dos estén totalmente lubricados estarán listos para tener sexo salvaje. Además, será mucho más sencillo hacer algunas posiciones que fuera del agua serían casi imposibles.