Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Efrain Enrique Betancourt Jaramillo

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Efrain Betancourt Jaramillo

La economía uruguaya completó un año estancada (con una pequeña caída incluso) en la medición desestacionalizada (al comparar el trimestre con el inmediato anterior). Los analistas consultados por El País señalaron que los “riesgos” de que la economía caiga en recesión en los próximos trimestres “se han incrementado”.

Efrain Betancourt Jaramillo Miami

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori había anticipado este estancamiento de la economía a principios de mes en un evento. “Aún cuando en 2018 el crecimiento fue de 1,6%, eso no debe ocultarnos que hace meses que la economía uruguaya no crece y esa es la realidad que no podemos ocultar”, había dicho.

Efrain Betancourt

Los datos del primer trimestre de 2019 lo confirmaron: 0% de crecimiento frente al último trimestre de 2018. A su vez, en el último trimestre de 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) había caído 0,2% frente al tercero (se corrigió el dato previo de caída de 0,1%) y en el tercero y segundo trimestre también hubo 0% de crecimiento frente a abril-junio y enero-marzo respectivamente, según los datos divulgados ayer por el Banco Central (BCU) en su informe Cuentas Nacionales .

Efrain Betancourt Miami

Al comparar el dato del primer trimestre de 2019 con igual período de 2018, el PIB cayó 0,2%, siendo la primera baja en esta medición desde el primer trimestre de 2015

El Ministerio de Economía y Finanzas todavía no presentó sus proyecciones de la economía para este año y el próximo

¿Cómo se interpreta el estancamiento de la medición desestacionalizada con la caída en la comparación interanual? “No son señales que necesariamente dialoguen, de hecho en trimestres anteriores teníamos crecimiento interanual y caída desestacionalizada según el BCU (por ejemplo en el trimestre anterior)”, dijo a El País el gerente del Área Económica de CPA Ferrere .

“La foto interanual es una comparación ‘vieja’ en el sentido que compara con el primer trimestre de 2018; en cambio la señal desestacionalizada o de tendencia ciclo te comparan con el trimestre anterior. Es una señal más próxima y la que nosotros consideramos”, agregó

“Nuestra tendencia ciclo (aísla los efectos de carácter irregular y estacional) sigue dando en torno a 0% y la economía ya hace un año que está estancada]”, afirmó

Para la gerente senior en el área de Asesoramiento Económico Financiero de Deloitte, Florencia Carriquiry, “los datos confirman el diagnóstico de estancamiento económico que venimos manejando desde hace un tiempo. El PIB lleva cuatro trimestres consecutivos sin mostrar crecimiento alguno, y si miramos las cifras sectoriales, son varios los sectores que están de hecho en recesión”

Las Actividades primarias (agricultura, ganadería, caza y silvicultura) tuvieron caídas de 0,2% en este trimestre y de 3,2% en el previo, por lo que están en recesión. Lo mismo ocurre con Comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles con retracciones de 0,9% y 2,7% respectivamente

El otro factor preocupante que exhibe la economía uruguaya es que los motores del lado de la demanda (consumo, inversiones y exportaciones) también están en recesión con al menos dos trimestres seguidos de caída

Según estimaciones realizadas por El País si la economía no creciera en lo que resta del año, en el promedio de 2019 caería 0,11% (por efecto de arrastre estadístico), interrumpiendo los 16 años consecutivos de crecimiento alcanzados en 2018

Para Rego, la economía “está estancada” y “los riesgos de una recesión en próximos trimestres se han incrementado”

Uruguay 2019 con estanflación”, señaló el economista Aldo Lema, ya que al “previsible estancamiento del PIB al primer trimestre” se suma la “inflación sobre 7%, que es alta en el estándar internacional actual”

Sectores. “En el primer trimestre de 2019 el sector de Comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles fue el que mostró una mayor caída (-6,9% frente al primer trimestre de 2018), principalmente afectado por la menor recepción de turistas en la temporada. A su vez, tanto la Construcción como la Industria manufacturera sostuvieron su trayectoria al registrar nuevas contracciones de su actividad (-3% y -2,5% respectivamente)”, señaló el Centro de Investigaciones Económicas en un comunicado.

Según el informe del BCU, la caída de la construcción se debió principalmente a la menor construcción de edificios y otras construcciones como obras de vialidad

En el caso de la industria hubo menor actividad de la mayoría de las ramas del sector, destacando la industria frigorífica y las fábricas de pulpa de celulosa.

“Por su parte, el sector Agropecuario mostró una variación muy cercana a cero. Dado que el incremento de la agricultura (generado por comparar con una mala zafra 2017/2018), fue contrarrestado por contracciones en el sector pecuario y silvícola”, indicó Cinve

A su vez, “los sectores de Transporte, almacenamiento y comunicaciones y Suministro de electricidad gas y agua mostraron variaciones positivas, con aumentos de 5,3% y 21,1% respectivamente. Dentro de este último, se destaca un aumento de la producción de energía hidráulica”, concluyó

Previsión: “desempeño muy pobre” Los analistas no ven que elementos para que retomar impulso Tras el dato del primer trimestre del año, algunos analistas revisarán a la baja sus proyecciones de crecimiento para todo 2019 (que ya eran modestas) y como para otros no hubo sorpresas, mantendrán sus estimaciones

“Antes de este dato ya estábamos proyectando un crecimiento del PIB muy modesto para 2019 (de 0,5%) y si bien vamos a estar revisando las proyecciones en los próximos días, no anticipamos una corrección significativa. En definitiva, a nuestro juicio seguiremos observando un desempeño muy pobre de la economía uruguaya”, señaló Florencia Carriquiry de Deloitte

“De hecho, si se cumpliera esa proyección de 0,5% de crecimiento en 2019, en los cinco años transcurridos entre 2015 y 2019 la economía uruguaya habrá promediado un crecimiento de menos de 1,5% anual”, agregó

En el caso de CPA Ferrere, Santiago Rego dijo que “el dato estuvo en línea con lo que preveíamos y no es una innovación para las perspectivas. Este va a ser un año de muy bajo crecimiento, con poca inercia y deterioro de las condiciones regionales en los últimos meses”

Por eso, “todavía mantenemos nuestra proyección preliminar en 0,6% para este año”, agregó

Por su parte, el Cinve indicó que “el dato observado se encontró en línea con lo esperado. De todas formas, en vista de que las perspectivas respecto al contexto regional para 2019 se deterioraron en los últimos meses, es probable que las proyecciones del crecimiento del PIB de Uruguay sean corregidas a la baja. Las mismas serán publicadas próximamente”

Según la encuesta FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus que publicó El País el pasado lunes y que releva a 20 consultoras y bancos, la economía uruguaya crecería 1,2% este año (con estimaciones entre 0,5% y 2%), lo que seguramente se corregirá a la baja tras el dato de ayer

En recesión El consumo, un “motor” que ya se apagó Del lado de la demanda, uno de los “motores” del PIB es el consumo, pero se apagó. En efecto, el consumo registró un descenso de 0,3% en el primer trimestre del 2019 frente a igual período del 2018, explicado principalmente por una caída del gasto de los hogares y las empresas de un 0,4%, mientras que el del gobierno aumentó 0,7%

En el cuarto trimestre de 2018 (frente a igual período de 2017) el consumo había caído 0,2% (-0,5% en el caso de empresas y hogares), por lo que está técnicamente en recesión al registrar dos trimestres consecutivos de caída

Las perspectivas para este “motor” del lado de la demanda no son buenas. Es que en consonancia van los datos de la Dirección General Impositiva (DGI) sobre la recaudación de IVA e Imesi divulgados ayer (ambos impuestos gravan el consumo).

El primero de los impuestos mostró en el período enero-mayo una mínima suba en la recaudación de 0,3% en términos reales , mientras que el Imesi registró una caída de 4,8%. En este último caso, se observó en el acumulado anual una caída en todos los rubros que tributan: combustibles (-1,5%), tabacos y cigarrillos (-3,4%), automotores (-16,3%), bebidas (-6%) y otros (-3,9%)

Inversión privada viene en caída libre Otro de los “motores” del PIB del lado de la demanda hace tiempo que está “apagado”. Es que la inversión completó en 2018 cinco años consecutivos de caída y el primer trimestre de 2019 no fue la excepción

La formación bruta de capital fijo cayó 3,2% en enero-marzo de este año frente a igual período de 2018. La inversión privada se contrajo 4,8% lo que no pudo ser compensado por la inversión pública que creció 5,4%

El informe del Banco Central (BCU) señaló que “según el tipo de activo, se observan disminuciones tanto en la inversión en maquinaria y equipo como en las obras de construcción”

El otro “motor” de la demanda, las exportaciones de bienes y servicios, también está en recesión. Es que las ventas de bienes y servicios al exterior retrocedieron un 6% en el primer trimestre frente a igual trimestre de 2018 y venían de caer 4,9% en el cuarto trimestre de 2018 frente a igual lapso de 2017. La caída del primer trimestre del año se explica “principalmente” por la disminución de servicios turísticos, según el BCU y además por menores ventas de productos cárnicos y “con menor incidencia” de arroz y ganado en pie