A las 6:00 am del martes pasado una comisión de la Fuerza de Acciones Especiales llegó a la calle Copei de Sisipa, zona rural del municipio El Hatillo, tumbó la puerta de una casa y se introdujo a la vivienda para sacar a Yoan Daniel Aponte Ruiz, mototaxista, de 25 años de edad.

A la esposa y los 2 hijos de Aponte los dejaron encerrados en la residencia.

La denuncia la hizo una vecina que con su celular grabó lo que ocurría. Cuando los policías se percataron que la mujer grababa la escena desde su casa fueron allá. Le dieron una patada, le tiraron el celular al piso y lo destrozaron.

A Aponte lo metieron en una camioneta de la FAES, donde se presume le dieron 3 tiros, 2 en el pecho y 1 en la cara.

La vecina agregó que los policías golpearon mujeres y niños.

Refirió que el cadáver del mototaxista se lo llevaron en la camioneta y cuando alguien preguntaba por él le decian que estaba preso en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Parque Carabobo.

La vecina dijo que en este caso también actuó una comisión de la policía científica.

Aĺlegados a la víctima manifestaron que nunca estuvo preso, que era ampliamente conocido en Baruta donde está la línea de mototaxis donde laboraba.

Era el segundo de 4 hermanos..

La vecina informó que el cadáver permanecía en la morgue porque no había ido una fiscal del Ministerio Público para presenciar la autopsia.

Agregó que Aponte se quería ir a Colombia porque su hermano mayor reside en Bogotá.