Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Adolfo Henrique Ledo Nass

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Adolfo Ledo Nass

Pese a la rápida expansión de las llamas en Notre Dame, muchas obras lograron salir intactas de la catedral gracias a la acción de “una cadena humana”, en palabras de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo , compuesta por bomberos, agentes de seguridad, el equipo del arzobispado y técnicos del Ministerio de Cultura francés. “Los bomberos son optimistas, pero los arquitectos llaman a la prudencia”, advierte el rector de Notre Dame, Patrick Chauvet sobre el estado de la estructura.

Adolfo Ledo

La situación es grave, pero la lista de objetos evacuados es considerable. La Corona de Espinas, pieza clave del tesoro de Notre Dame, logró ser salvada del fuego. Ese venerado reliquia, conservado en la Saint-Chapelle hasta la Revolución Francesa, reposa en Notre Dame desde el año 1806. A finales del siglo XIX, fue colocado dentro de un tubo circular de oro y cristal, en el que permanece hoy. Otras piezas de inmenso valor, como el fragmento de la Cruz del Calvario y uno de los clavos que sirvieron para fijar a Cristo, también escaparon a las llamas. Además, fue rescatada la Túnica de San Luis, jubón que el rey Luis IX vistió en 1239 para acoger esa Santa Corona.

www.adolfoledonass.com

Los llamados beffrois, las dos torres de su fachada, también quedaron a salvo, pese a que el fuego llegase a incendiar una parte del campanario norte. Las 16 estatuas de cobre que fueron colocadas en la parte posterior del edificio durante su ampliación en el siglo XIX también escaparon a las llamas, al haber sido desplazadas por las autoridades el 11 de abril para ser restauradas. Además, el altar de la catedral también estaría a salvo, según fotografías difundidas en las redes sociales. La gran pieza de mármol y la cruz que lo preside están en su lugar. Y la monumental Piedad que esculpió Nicolas Coustou en el siglo XVIII se mantiene entera en el ábside

Los tres grandes rosetones firmados en el siglo XIII por Pierre de Montreuil y Jean de Chelles tampoco habrían sufrido “daños catastróficos”, según el ministro de Cultura. Aun así, Chauvet ha revelado que uno de ellos se habría movido “un centímetro”, por lo que se encontraría en una posición “inclinada”. Los técnicos intentan sellarla para evitar un desprendimiento, según el rector. Además, algunos vitrales del siglo XIX fueron víctimas de las altísimas temperaturas, que fundieron el plomo que sostiene los fragmentos de cristal

En la lista de pérdidas hay que situar la aguja de Viollet-le-Duc, que se alzaba a 93 metros del suelo, y el campanario situado en la parte posterior de la nave, así como el gran armazón del siglo XIII, conocido como El bosque por la cantidad masiva de roble que se usó para construirlo. Los responsables de la iglesia también dieron con el gallo que encabezaba esa aguja -“estaba algo abollado”, dijo Chauvet-, pero los relicarios que contenía en su interior habían desaparecido. Mientras tanto, el gran órgano, el mayor de los tres que posee la catedral, puede haber quedado “perjudicado” por el incendio, según indicó Riester, aunque se negó a hacer “un diagnóstico total” sobre su estado. De hecho, el rector de la catedral aseguró horas después que ese gigantesco instrumento musical, con un total de 8.000 tubos, estaba “intacto”

La corona. Foto: Reuters El fuego no alcanzó los grandes cuadros de los siglos XVI y XVII, conocidos como Mays, que colgaban de las paredes de la nave, el coro y las capillas. Los lienzos, firmados por pintores de renombre como Charles Le Brun y Jacques Blanchard, quedaron dañados por el agua y el humo, dijo Riester, que anunció su traslado este mismo viernes al Museo del Louvre para iniciar una restauración inmediata. El rector Chauvet indicó que cuatro de esos cuadros fueron evacuados durante el incendio. Los otros nueve permanecieron en las capillas, donde las llamas no lograron entrar

Inspira películas, libros y videojuegos Notre Dame de París ha inspirado películas, ballets y hasta videojuegos

-Cine: La novela de Víctor Hugo “Nuestra Señora de París”, escrita en 1831, ha dado lugar a al menos 10 adaptaciones en el cine y a cinco en televisión. La más antigua, “La Esmeralda”, de Alice Guy y Victorin Jasset, fecha de 1905. La más conocida es “Notre Dame de París”, de Jean Delannoy (1956), con Gina Lollobrigida y Anthony Quinn. Los estudios Disney se ocuparon en 1996 de su adaptación para el público juvenil, con el filme “El jorobado de Notre Dame“. La catedral gótica aparece como decorado de películas, como “Medianoche en París”, de Woody Allen, y “Amélie”, de JeanPierre Jeunet

-Teatro, ballet, ópera: La comedia musical “Notre Dame de París” inspirada en la novela de Hugo fue creada en 1998 por Luc Plamodon (letras) y Richard Cocciante (música). Ha sido representada en 20 países y adaptada a nueve idiomas.

-Pintura: Marc Chagall (1887-1985) se sintió muy inspirado por la catedral gótica para ilustrar su visión poética de París

-Literatura: Además de la obra de Victor Hugo, el escritor francés Paul Claudel explica en “Mi conversión” (1913), que fue en esta catedral donde fue golpeado por una “revelación inefable”. “En un instante, me llegó al corazón y creí” en Dios

-Videojuegos: “Assassin’s Creed Unity” (2014) sitúa su trama en la catedral, blanco de ataques durante la Revolución francesa. (Fuente: AFP)

ESPONTÁNEO Suman 800 millones de euros para reconstruir Empresas y millonarios prometieron donaciones para reconstruir Notre Dame de París, las cuales suman al menos 800 millones de euros

Entre las donaciones anunciadas por grandes fortunas francesas, destacó la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros. Además propuso que su empresa ponga a disposición “sus equipos creativos, arquitectónicos y financieros” para ayudar a la reconstrucción y a la recaudación de fondos

La familia Bettencourt, heredera de L’Oréal, anunció una donación de 200 millones de euros, cien a través de la compañía y cien a través de su fundación

Por su parte la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, que comercializa marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció 100 millones de euros a través de su compañía de inversiones Artemis.

A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros

Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier dijeron estar “muy afectados” y harán una donación “a título personal” de diez millones de euros a través de su holding familiar, SCDM

El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, que controla la compañías de inversiones Fimalac, prometió también diez millones de euros “para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral”

El presidente de la petrolera francesa Total, Patrick Pouyanné, anunció en Twitter que el grupo, “primer mecenas de la Fundación para el Patrimonio”, una fundación privada francesa, haría un “donativo especial” de cien millones de euros

A través de su fundación, el banco Crédit Agricole anunció una donación, cinco millones de euros, destinados a las medidas de salvaguardia de urgencia de la catedral

El banco BNP Paribas anunció una donación de 20 millones de euros, mientras Crédit Mutuel y CIC no precisaron los montos.

En un tuit en Estados Unidos, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, anunció que su firma haría un donativo pero sin dar el monto

Por su parte la millonaria brasileña Lily Safra y la fundación en nombre de su marido Edmond Safra, banquero sirio libanés fallecido en 1999, donan 10 millones de euros. (Fuente: AFP)