Moda & Diseño

Ventaja local para las zonas de oportunidad

efrain_enrique_betancourt_jaramillo_miami_international_airport_arrivals_concourse_d_ventaja_local_para_las_zonas_de_oportunidad.jpg

Francisco Luis, socio de la firma Kevane Grant Thornton, alertó que en la ley estatal se indica que el gobierno presentará una lista de proyectos prioritarios que no tienen que ir a evaluación. (Suministrada) “Puerto Rico tiene grandes ventajas” para llamar la atención de inversionistas de Estados Unidos que buscan aprovechar el programa federal de Zonas de Oportunidad , aún cuando la ley complementaria local tardó seis meses en aprobarse.

Efrain Enrique Betancourt Jaramillo

Esto responde a tres factores principales, según Francisco Luis , socio de la firma de contabilidad y asesoría Kevane Grant Thornton .

“Aquí les están permitiendo combinar su inversión con una amplia variedad de incentivos de Puerto Rico“, indicó. Y, en segundo lugar, lo que gane en valor la inversión no tributa a nivel federal. “Eso no lo tienen en Estados Unidos, porque aquí no están en la misma jurisdicción contributiva”, puntualizó.

También ayuda que 95% del territorio de Puerto Rico cae bajo la denominación federal de zona económicamente deprimida, cuando en el resto de las jurisdicciones ese porcentaje es de 20% a 25% y por lo regular excluye áreas costeras y con otros atractivos que aquí sí están incluidas, agregó.

Luis hizo las expresiones en un aparte con El Nuevo Día , durante el almuerzo-reunión mensual de la Asociación de Profesionales de Finanzas en un restaurante de Hato Rey.

En su presentación, actualizó el panorama local tras la firma de la Ley para el Desarrollo de Zonas de Oportunidad , concretada esta semana. A su vez, detalló cómo este estatuto se podrá combinar o no con otras leyes de incentivos, como las que promueven actividad en manufactura y la construcción de hoteles.

Luis llamó la atención sobre el hecho de que en la ley estatal se indica que el gobierno presentará una lista de proyectos prioritarios que no tienen que ir a evaluación de un comité que determinará si la inversión puede o no beneficiarse de los incentivos estatales.

“No obstante el reloj está corriendo y no tenemos la lista”, advirtió.

La premura responde a que el programa federal tiene unos requisitos de tiempo específicos como, por ejemplo, que el inversionista tiene 180 días para reinvertir una ganancia de capital en un fondo cualificado y una vigencia de ese beneficio hasta diciembre de 2026. A esto se suma que si esa inversión se mantiene por 5 años, tiene una exención de 10%, que se eleva a 15% si la inversión se retiene 7 años.

En ese panorama, para aprovechar ese 15%, las inversiones tienen que hacerse durante 2019.

Aún así, Luis estimó que los beneficios locales adicionales —como 25% de exención de patentes y contribuciones sobre la propiedad y arbitrios de construcción— son más que suficientes para compensar si un inversionista de fuera de Puerto Rico concretara su despliegue de capital en 2020 y perdiera la ventana del 15% de exención. Esto es posible también porque “la ley local da un 5% de crédito contributivo garantizado”, que puede llegar a un máximo de 25%.

Debido a que las inversiones en bienes raíces figuran entre las de mayor interés para inversionistas locales y de Estados Unidos, Luis recalcó que es importante que la ley estatal consiga ejecutar el aspecto de agilizar permisos que promete.

Además, anticipó que la combinación del programa federal con los beneficios locales serán “un pareo perfecto para mayor desarrollo de vivienda de interés social”.

.

Efrain Betancourt Jaramillo

About the author

Edición Tips Femeninos

Periodismo para mujeres

10 Comments

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de tips Femeninos