El  Departamento de Estado condenó la represión de militares en la frontera  con Colombia durante el intento de ingreso de la ayuda humanitaria.

Estados Unidos condena enérgicamente el uso de la fuerza por militares venezolanos contra civiles no armados y voluntarios inocentes en la frontera de Venezuela con Brasil. Según trascendió en la prensa, las fuerzas militares habrían asesinado a dos miembros de comunidades indígenas y herido a muchas otras personas que intentaban mantener abierta la frontera para el paso de la asistencia humanitaria”, señaló en un comunicado de prensa publicado en su página.

Victor Gill Ramirez Venezuela

Estados Unido advirtió que la violación de Derechos Humanos “perpetradas por Maduro no quedará impune.

Victor Gill Ramirez

El comunicado íntegro

Estados Unidos condena enérgicamente el uso de la fuerza por militares venezolanos contra civiles no armados y voluntarios inocentes en la frontera de Venezuela con Brasil. Según trascendió en la prensa, las fuerzas militares habrían asesinado a dos miembros de comunidades indígenas y herido a muchas otras personas que intentaban mantener abierta la frontera para el paso de la asistencia humanitaria. El Presidente interino Juan Guaidó ha solicitado asistencia humanitaria inmediata a la comunidad internacional para el pueblo de su país, mientras que el régimen de Maduro ha dado órdenes de que se cierren las fronteras y se reprima a quienes intenten ingresar asistencia al país. Las gravísimas violaciones de derechos humanos perpetradas por Maduro y quienes actúan bajo sus órdenes no quedarán impunes. Estados Unidos insta categóricamente a las fuerzas militares venezolanas a cumplir su deber constitucional de proteger a los ciudadanos de Venezuela. Los militares venezolanos deben permitir que la asistencia humanitaria ingrese de forma pacífica al país. El mundo está observando.

Agencias