Ya se realizó la instalación de la quinta 'biobarrera' para evitar que la basura de los ríos llegue hasta el mar y así mantener los caudales más limpios. La última adquisición se colocó en la desembocadura del río Matasnillo, con la participación de agrupaciones preocupadas por el desarrollo y mejoras ambientales. Según declaraciones del Ministro de Ambiente (Emilio Sempris), la extensión de la nueva barrera es de por lo menos, unos 30 metros y se estima que ataque grandes cantidades de basura, como ha ocurrido en otros lugares. Recientemente, se colocó una barrera en el río Curundú y allí participó la comunidad, técnicos del Ministerio de Ambiente y privados de libertad. Las barreras están hechas de materiales reutilizables. Dentro de las mallas se colocan botellas de plástico en grandes cantidades, las cuales retienen basura que flota en los ríos. Hasta ahora no se ha determinado la cantidad exacta de barreras que se colocarán, ni en los ríos, pero todos los trabajos deberían ser antes de entré completamente al país la estación lluviosa y sea imposible retener la basura. Entidades cívicas también están apelando a la educación de los panameños y así evitar echar basura a los ríos, lo que evitaría colocar las barreras.