Su Noticiero / La opinión de todos los expertos implicados en el mundo del entrenamiento deportivo es unánime. Obtener los beneficios que puede proporcionar la práctica habitual de una actividad física depende de: la propia actividad, el adecuado descanso y la dieta correcta. Si entrenas duro, las bases de un descanso reparador que contribuya a tu salud y te ayude a mejorar deben ser:

1- El descanso tras el deporte comienza una vez que “paras”, es decir, la forma de finalizar la actividad es la primera fase de esa recuperación. Nunca finalices un entreno de forma brusca. La actividad debe ir disminuyendo en intensidad de manera progresiva. Reducir el ritmo de carrera, hacer estiramientos adecuados antes de dar por finalizado tu entrenamiento en el gym, recurrir a masajes que ayuden a reducir la tensión… son gestos que ayudan a que el periodo de recuperación comience de la manera más eficaz.

2- Repón energía, líquidos y electrolitos. Mientras tus músculos se van relajando, debes iniciar el descanso aportándole a tu organismo todo aquello que ha perdido durante el esfuerzo. Proteína e hidratos de carbono, agua y minerales como el magnesio o el cinc que contribuyan al imprescindible balance hídrico.

3- Días de descanso. Depende del tipo de actividad pero, en general, no debes entrenar un mismo grupo muscular días seguidos. Ten en cuenta que, según el grupo del que se trate, necesitarás entre 48 y 72 horas para que vuelva a estar en perfecto estado y poder exigirle un nuevo esfuerzo. Lo mismo ocurre con el entrenamiento aeróbico. Si quieres mejorar tu rendimiento, alterna los días en los que practicas la actividad, dando tiempo a tu cuerpo a recuperarse. Si estás agotada, de poco vale el ejercicio.

4- Duerme lo suficiente. Como su propio nombre indica, un sueño reparador, de al menos 8 horas, es esencial para una práctica deportiva saludable que respete el necesario descanso. Dormir bien es fundamental.

5- Desconecta. El descanso psicológico también es importante. Practicar deportes días alternos te ayudará a reducir el estrés y a evitar obsesiones con los objetivos marcados.

Ya que conoces estos tips, ¡comienza a descansar!

SuNoticiero