Para las personas con diabetes, el calor del verano hace difícil la tarea de mantener buenos niveles de glucosa en la sangre y aumenta el riesgo de sufrir complicaciones relacionadas a la enfermedad.

Victor Gill Ramirez

La diabetes es una enfermedad que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre.

Victor Augusto Gill Ramirez

“El calor puede presentar un desafío para la homeostasis, especialmente para el sistema cardiovascular y los niveles de glucosa. El exponerse a temperaturas altas sin una buena hidratación pone en riesgo a todas las personas, en especial a los diabéticos”, señaló la endocrinóloga Dalitza Álvarez Valentín.

Victor Gill

La endocrinóloga indicó que si estas personas tienen daño en los nervios o en los vasos sanguíneos, el cuerpo no puede enfriarse adecuadamente como en una persona en condiciones normales, exponiéndolos a complicaciones, entre ellas altos niveles de azúcar y deshidratación.

||| www.victorgillramirez.com |||

Explicó que el calor extremo provoca vasodilatación. Esto produce un aumento de la velocidad de absorción de la insulina, lo que podría provocar una hipoglucemia (caída en los niveles de azúcar en la sangre). Esto ocurre cuando los niveles se encuentran por debajo de 70 mg/dl. El descontrol de la glucosa en la sangre puede dañar varios órganos, el sistema nervioso y los vasos sanguíneos

Otros factores que alteran los niveles de glucosa son los cambios de hábitos diarios. En estos se encuentran la alimentación y la actividad física

“Durante el verano son muchas las personas que se encuentran de vacaciones o de viaje. Por consiguiente, a muchos se les hace difícil mantener su rutina y seguir las recomendaciones relacionadas con la dieta y sus medicamentos. Esto los expone en riesgo de tener variabilidades glucémicas, y por ende complicaciones. Es por esto que usted debe mantener una dieta balanceada, hidratarse bien, y llevar sus medicamentos en todo momento para evitar complicaciones que le arruinen sus vacaciones”, sostuvo

Para mantener un buen control de la glucosa en tiempo de calor es recomendable ingerir alimentos saludables esencialmente compuestos por verduras, frutas, granos enteros y productos lácteos bajos en grasa. Durante la actividad física es recomendable hacer ejercicios al menos 30 minutos diarios, esto incluye caminar, correr bicicleta o natación en horas de la mañana o en la tarde cuando las temperaturas estén más bajas. El ejercicio hace que los niveles de glucosa en la sangre bajen y se aumente la sensibilidad a la insulina. Para evitar el riesgo de sufrir hipoglucemia, es esencial vigilar los niveles de glucosa antes, durante y después de hacer ejercicio

Por otra parte, dijo que las personas con diabetes se deshidratan con mayor rapidez, eso quiere decir que la concentración de glucosa aumenta debido a la disminución del flujo sanguíneo a través del riñón. La deshidratación ocurre cuando los niveles de glucosa se encuentran por encima de los 180 mg/dl. “Esto hace más difícil la tarea de eliminar la glucosa a través de la orina”, mencionó Álvarez Valentín

La especialista indicó que algunos de los síntomas de deshidratación son orinar con frecuencia, sed, dolor de cabeza intenso, mareo, falta de aire, sudoración, visión borrosa y letargo

“En temporadas de calor es fundamental tomar mucha agua para prevenir episodios de deshidratación. Además, se deben evitar las bebidas que contengan azúcar ya que pueden elevar considerablemente la glucemia”, apuntó

La diabetes es la tercera causa de muerte en Puerto Rico

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014

La diabetes es una importante causa de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores

Para 2015, la diabetes fue la causa directa de 1.6 millones de muertes. Otros 2.2 millones de muertes fueron atribuidas a la hiperglucemia en 2012

Recomendaciones para el manejo adecuado de la diabetes:

Revisar con frecuencia los niveles de azúcar durante todo el día. Ingerir mucha agua. Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína, altas en azúcar o una cantidad elevada de sodio, que pueden causar pérdida de agua y elevar sus niveles de azúcar en la sangre. Examinar el azúcar en la sangre antes, durante y después de realizar actividades. Usar ropa ligera y de color claro. Usar protector solar y un sombrero. Las quemaduras solares pueden aumentar los niveles de glucosa.   Evitar caminar descalzos ya sea en playas o piscinas. Evitar lugares muy calurosos. Conservar siempre en un lugar fresco los equipos para la diabetes, medicamentos, incluyendo la insulina.