29/5/2018

César Puntriano Profesor en Maestría en Finanzas y Derecho Corporativo de Esan El Proyecto de Ley N° 2598/2017-CR dispone que todo centro de trabajo con un mínimo de 10 trabajadores y cuyo horario de refrigerio esté entre el horario regular continuado de labores debe habilitar un espacio adecuado y exclusivo para el consumo de alimentos. Este comedor debe contar con mesas y sillas suficientes para el número de trabajadores, así como artefactos para refrigerar y calentar los alimentos. Si está concesionado, se permitirá al personal ingerir sus alimentos sin comprarlos a la concesionaria. La iniciativa considera su incumplimiento como falta grave. Si se aprueba, la empresa deberá implementarlo en 60 días. 

El artículo 37, literal f, de la R.M. N° 375-2008-TR dispuso que las instalaciones de las empresas deben contar con un comedor donde los trabajadores puedan ingerir sus alimentos en condiciones sanitarias adecuadas y dispongan de casilleros para los utensilios personales. Mediante R. D. N° 278-2014-MTPE/1/20.4, la Dirección de Inspección del Trabajo del Ministerio del Trabajo y Promoción del Empleo señaló que cualquier empleador debe ofrecer un área específica y propia para que sus trabajadores ingieran sus alimentos en condiciones sanitarias adecuadas durante el horario de refrigerio. Imperativo que no depende del número de trabajadores. Debe evaluarse el tipo de trabajo que se realiza y exigir el comedor solo cuando los trabajadores necesiten consumir sus alimentos en el centro laboral. La obligación contenida en el artículo 37 de la resolución ministerial debe leerse con el artículo previo, que señala que la organización del trabajo debe ser adecuada a las características físicas y mentales de los trabajadores y la naturaleza del trabajo. Se dispone que la organización del trabajo debe cumplir con requisitos mínimos, el comedor. Así, la obligación de implementar el comedor está condicionada a la naturaleza del trabajo. Esta interpretación sería razonable y así debería formularse el proyecto de ley para que en los centros de trabajo ubicados de manera cercana exista un comedor común. De forma adicional, debería plantearse que este comedor esté ubicado fuera de las instalaciones de la empresa.

Zenaida Urbano